Tip: Aprendiendo a pelar tomates

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  Hay ciertas ocasiones en las que requerimos quitarle las cascara o piel a los tomates maduros, el cual es un proceso que puede ser algo complicado, pero existen algunos trucos que nos pueden facilitar esta tarea.
  • - Primero que todo debemos lavar muy bien los tomates.
  • - Después ponemos un recipiente con agua a hervir.
  • - Posteriormenta se les hacen unos cortes suaves y no muy profundos a los tomates. Deben ser varios los cortes.
  • - Sumergimos los tomates en el agua hirviendo y los dejamos máximo un minuto.
  • - Luego los volvemos a pasar por aguan fría en el lavaplatos.
  • - Cuando terminamos de hacer esto notaremos que la cáscara del tomate está totalmente levantada. En este momento empezamos a quitársela cuidadosamente.
Como podemos ver es un truco de cocina muy sencillo, sólo debemos tener paciencia y al terminar notaremos que lo tomates quedaron completamente enteros y sin cáscara. Recetas de cocina recomendadas con base en tomate:Bruschetta de tomates y albahacaPescado Empapelado con Tomates y AceitunasPenne con Salsa de Tomate y AceitunasTomates rellenos de requesón con hiervas

 

 

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El tofu, ese famoso ingrediente de la tailandesa, es también uno de los alimentos más saludables de origen vegetal que podemos agregar a nuestra dieta. El tofu es una excelente fuente de proteínas, aminoácidos y minerales que debes probar. Por eso, te invitamos a conocer a profundidad las propiedades del tofu. ¿Qué es el tofu? El tofu proviene de remojar, moler y filtrar granos de soya para después presionarlo y dejarlos cuajar, muy parecido al proceso de hacer queso de leche animal. Supuestamente el tofu se originó hace 2 mil años en China, cuando un cocinero echó a perder la leche de soya al agregar accidentalmente algas, dando como resultado este nutritivo y delicioso alimento que cada vez se hace más popular. ¿Cuáles son las propiedades del tofu? Además de contener gran cantidad de proteínas, del 10 al 20%, según su firmeza, el tofu también es una gran fuente de hierro y calcio, además de manganeso, selenio y fósforo. De igual manera podemos encontrar en él magnesio, cobre, zinc y vitamina B1. Beneficios del tofu El tofu, derivado de la soya, contiene lecitina, una grasa buena que ayuda a controlar el colesterol y además ayuda a fortalecer los nervios. A la protección del corazón contribuyen también su riqueza en fibra, ácidos grasos insaturados y las isoflavonas. De hecho, las isoflavonas funcionan como estrógenos vegetales y pueden llegar a modular el estado hormonal del organismo en las mujeres, ayudando a prevenir algunos síntomas de la menopausia como sofocos, calambres y cambios de humor. De igual manera, el tofu posee fitoestrógenos que ayudan a prevenir la osteoporosis. Otro de los beneficios del tofu es que ayuda a mantener los niveles de glucosa estables. ¿No tienes ganas de probar un poco de tofu?
Hay jugos con vitamina C, jugos para estreñimiento, jugos verdes, jugos con betabel, , la variedad es muy extensa, pues incluye frutas, verduras e incluso semillas, y todos prometen estar llenos de propiedades benéficas para ti. Además, pueden ser muy útiles para incorporar a tu dieta ciertas verduras que no sean tus favoritas, como las espinacas que, en un jugo y mezcladas con otros sabores, pueden ser un descubrimiento delicioso y nutritivo.Uno de los jugos en los que puedes combinar espinacas es el jugo verde, que además es uno de los más populares y con muchos beneficios.Para qué sirven los jugos verdesEl jugo verde es una bebida elaborada a partir de vegetales verdes como apio, col, acelgas, espinacas, pepino, perejil o menta, y puesto que esta mezcla tiende a saber un poco amarga, la mayoría de las recetas agregan pequeñas cantidades de fruta, como manzanas, moras, kiwi, limones, naranjas y toronjas. No hay una receta única para preparar jugo verde y en cuanto a sus usos, no hay una sola opción para responder para qué sirven los jugos verdes, pero su uso más común suele ser para desintoxicar, o para bajar de peso, aunque no hay suficiente información científica para comprobar esto.Jugos verdes: beneficios Entre los beneficios potenciales de los jugos verdes, algunas investigaciones señalan que comer verduras de hoja verde a diario puede ayudar a reducir la inflamación, el riesgo de enfermedad cardíaca y el riesgo de deterioro mental relacionado con la edad.También hay evidencia de que ciertos compuestos en el jugo fresco pueden funcionar como prebióticos, los cuales alimentan y apoyan el crecimiento de bacterias beneficiosas en el tracto digestivo.Los mejores jugos para el desayunoAdemás del jugo verde y sus propiedades, si lo tuyo son los jugos para acompañar tu desayuno, te dejamos algunos con muchos beneficios para ti.Espinaca, manzana y manzana. Pica 5 hojas de espinaca, 1 zanahoria y 1 manzana en trozos grandes y mezcla en la licuadora, añade un poco de agua para diluir la consistencia y aromatiza con un poco de canela; también puedes colarlo, pero si conservas la pulpa, obtendrás la fibra.Jugo de kale y apio. Para este jugo sólo necesitas picar y licuar 1 tallo de apio, 5 hojas de kale, medio pepino, 2 cucharadas de perejil y un poco de piña, si deseas un sabor dulce.Betabel y kiwi. Mezcla en la licuadora 2 tallos de apio, 1 kiwi y 1/4 de betabel, con un chorrito de jugo de limón, para darle sabor.Recuerda que los jugos no son un sustituto de una dieta equilibrada y saludable, a pesar de que sí contengan muchos de los beneficios de las frutas. No olvides consultar con tu médico o nutriólogo sobre los jugos adecuados para ti y tu dieta.
Ser pionera en la cocina no es fácil. Corrijo. Ser pionero en cualquier ámbito es una rareza. Chepina Peralta fue de aquellas señaladas para abrir brechas y lo hizo prendada de las recetas: en los años sesenta fue la primera conductora mujer en liderar un programa culinario en América Latina. En los noventa años que Lucía Josefina Sánchez Quintanar vivió, nos hizo soñar con los sabores de aquello que la mirábamos hacer del otro lado del televisor. La semana pasada partió, pero está claro: Chepina Peralta es cultura popular mexicana. Su legado no se va a ningún lado.Chepina fue la conductora de programas inolvidables como La Cocina de Chepina, Chepina en tu cocina y por supuesto, Sal y Pimienta, entre muchos otros. En cada uno, siempre la enmarcaban la barra de una cocina y unos anaqueles de set, mientras parada o sentada, pelaba ingredientes, agregaba especias y salpicaba sin reparos. En ella no había poses ni rituales histriónicos. Al contrario. En sus programas nos hacía creer que la comida rica estaba al alcance de todas las manos y que lo máximo sería probar algo que viniera de las de ella. A mí personalmente me inspiró a los siete años a fantasear con mi propio programa culinario. Muy a pesar de la cocina de mis padres, yo no agregaba espinacas ni acelgas en la licuadora cuando veía Sal y Pimienta. Lo que ella evocaba en mí era crear, divertirme: “Amigos, el día de hoy prepararemos unos deliciosos bombones con papitas… y pimienta… y cátsup… y galletas… en la tostadora. ¡Van a quedar buenísimos!”. Chepina no sólo inspiró a niños y sus madres, sino a generaciones de familias que comenzaron a comer con los ojos. Gracias a ella –la señora del mandil floreado– muchas mujeres decidieron darle descanso al microondas, comer menos guisos de congelador. La cocina y la salud de las generaciones abre-fácil conocimos la esperanza de lo hecho en casa. Pero que a nadie engañe esa dulzura de tía entrañable, de abuela consentidora. Chepina Peralta supo construir su propio emporio alrededor de las recetas. Ella no estudió para cocinera. Según su descripción era una “maestra en el arte de la palabra”, por lo que la conducción de un programa televisivo parecía irle como guante de seda.  Su facilidad de palabra y carisma le valió un espacio fijo en distintas televisoras en las que grabó casi ocho mil programas. De los libros de su autoría se cuentan trece. Hay programas de radio, entrevistas, publicaciones escritas. Todo. Chepina, antes de que la cocina mexicana fuera el orgullo nacional que es ahora, la divulgó, la reincorporó al menú diario con preparaciones fáciles y accesibles para las amas de casa. La cocina de los años setenta y ochenta estuvo marcada por sus cremas de verduras, por sus mixiotes, sus atoles, sus tortitas de papa, sus pasteles salados y sus gelatinas. Sin más, definió la cocina de todos los días en el devenir de los años. En el marco del Festival Morelia en Boca de 2017, Chepina Peralta recibió un reconocimiento por el mérito de sus cuarenta años de carrera. Aún tengo el recuerdo de la chef contando emocionada que había sido a través de la cocina que había conocido México, el mundo y, sobre todo lo demás, a sí misma. Chepina seguirá siendo la inspiración de quienes pensamos que cocinar es alegría, terapia y autoconocimiento, y que un plato a la vez se puede cambiar a otros, a uno mismo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD