Tip: Cómo lograr una buena salsa bechamel
Tips de Cocina

Tip: Cómo lograr una buena salsa bechamel

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Para obtener una buena salsa bechamel (o salsa blanca), se recomiendan los siguientes pasos: - Derretir mantequilla en un cazo. -Luego añadir harina, revolverla y dejar cocer de 1 a 2 minutos. - Al pasar estos minutos se debe agregar leche (siempre recuerda no dejar de remover para deshacer los grumos) y dejar que llegue al punto de ebullición. - Bajar después el fuego y proseguir la cocción de la salsa hasta que adquiera la consistencia adecuada. Recetas de cocina recomendadas con Salsa Bechamel:Lasagna de Espinaca con Salsa BechamelSouffle de QuesoPollo con Uvas 8CEFQ7FPSSCA
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
¿La celulitis de tus piernas no te deja andar a gusto en tu traje de baño? ¡No te preocupes! Existen muchos remedios que pueden ayudarte a librarte de la piel de naranja, pero antes de que pongas manos a la obra debes saber qué es exactamente la celulitis y cuáles son las razones por las que aparece. La celulitis es la acumulación de grasa en forma de cavidades justo debajo de la superficie de la piel. Suele presentarse más frecuentemente en las zonas de los muslos, caderas y glúteos, pero también hay ocasiones en las que puede haber celulitis en la zona abdominal y los brazos. Las causas de la celulitis son muchas. Factores genéticos, cambios hormonales y el uso de ciertos medicamentos pueden propiciar la aparición de la piel de naranja. Pero, eso no es todo. Hay algunos hábitos que, aunque parezcan irrelevantes para el cuidado de tu piel, pueden estar causándote celulitis. Estas son las causas más comúnes por las que sale celulitis:  Permanecer en la misma posición mucho tiempoEl estar de pie o sentada por largos periodos afecta la circulación en las piernas. Esto, además de provocarte várices, puede propiciar la aparición de la celulitis. Procura cambiar de postura constantemente y caminar todos los días.Llevar una mala alimentaciónLos alimentos procesados y el azúcar refinado hacen que sea más difícil que el cuerpo elimine las toxinas. Entonces, si comes muchos alimentos chatarra las toxinas comienzan a acumularse y surge la piel de naranja.No tomar suficiente aguaNuestro cuerpo está mayoritariamente compuesto por agua, así que cuando no bebemos suficiente agua (por lo menos dos litros al día), la piel se debilita y las células adiposas no se metabolizan correctamente.Usar ropa muy ajustadaLos pantalones muy apretados impiden que la sangre circule bien por las piernas, con lo cual los muslos, las caderas y los glúteos no reciben suficiente oxígeno. Esto provoca que se acumulen toxinas y salga celulitis.Fumar y beber alcohol en excesoLas personas que fuman tienen más probabilidades de desarrollar celulitis, y esto se debe a la falta de oxigenación y a las toxinas que entran al organismo a través del humo del tabaco. Y el alcohol tiene un efecto similar. Su consumo excesivo aumenta la presencia de ácidos grasos y toxinas, dando como resultado una piel menos lisa.Tener un estilo de vida sedentarioLa falta de actividad física también influye en la apariencia de la piel. Si nunca haces nada de ejercicio, es más probable que tarde o temprano tengas piel de naranja o que se agrave su aspecto si ya la tienes.Hacer dietas muy estrictasLos regímenes alimenticios que se enfocan en perder mucho peso en poco tiempo muchas veces hacen que el propio organismo se alimente del músculo y almacene más grasa. Por lo cual provocan la formación de celulitis.Comer mucha salLa sal tiene muchos beneficios para la salud, pero cuando se consume en exceso puede provocar daños en el organismo. Uno de los principales efectos negativos que tiene es la deshidratación, lo que provoca celulitis.Beber demasiado caféAunque es cierto que los productos a base de cafeína o las exfoliaciones con café pueden ayudar a mejorar la apariencia de la piel, beber mucho café hace que se acumulen toxinas debajo de la piel, así que mide tu consumo diario.Tener altos niveles de estrésEstar constantemente bajo situaciones de mucha presión hace que el cuerpo genere más cortisol. Esta hormona, además de prepararnos para enfrentar momentos estresantes, hace que aumenten los depósitos de grasa en el cuerpo.Combate la celulitis con estas recetas:Wrap cremoso de pechuga de pavo y quesoAguacates rellenos de cóctel de camarónEnchiladas de Nopales bajas en carbohidratosSopa de Pasta con pollo
Si te gusta curiosear por los pasillos del súper mercado lo más seguro es que ya te hayas topado con la sal rosada del Himalaya. Y si te preguntabas sobre su color: no, nadie la pintó; el rosa es su color natural. Entonces, ¿por qué tanta algarabía por esta sal? Sigue leyendo para saber por qué ahora todos están cocinando con la sal rosada del Himalaya.¿Cuál es la diferencia entre la sal normal y la sal rosada del Himalaya?La sal es sal. A final de cuentas es solamente cloruro de sodio, ¿no es así? Pues en el caso de la sal del Himalaya es un poco más que eso. A diferencia de la sal de mesa que solemos usar, compuesta por cloruro de sodio y a veces yodo, la sal rosada tiene una gran cantidad de otros minerales, entre ellos calcio, potasio, magnesio. La gran ventaja es que estos más de 80 minerales se encuentran en la sal rosada de manera natural, mientras que en la sal blanca de toda la vida el yodo es añadido mediante procesos industriales.¿Qué propiedades tiene la sal rosada del Himalaya?La presencia de los minerales en este tipo de sal puede ayudar a enriquecer la alimentación y complementar los nutrientes de otros alimentos. Sin embargo, hay que tener muy presente que, a pesar de contener más minerales que la opción tradicional, la del Himalaya sigue siendo sal. Así que su consumo debe moderarse.Aunque aún faltan más investigaciones para corroborar estas propiedades, se cree estos son algunos beneficios de comer sal del Himalaya:Disminuir el avance de la osteoporosis, gracias a que contiene calcio.Mejorar la digestión y equilibrar los ácidos en el estómago. Ayudar a prevenir enfermedades de la tiroides, por el yodo presente naturalmente.Reducir la presencia de calambres y contracturas musculares, debido a su aporte de potasio y magnesio.Tratar afecciones de la piel, cuando es usada de manera tópica.¿Qué tipo de sal es más recomendable?Definitivamente la sal rosada del Himalaya es mejor que la sal tradicional. Para empezar, la sal rosada no está procesada ni contiene aditivos. En cambio, la sal yodada pasa por tratamientos industriales de purificación, blanqueamiento y yodación. Finalmente, al consumir sal normal solo estás aportando a tu organismo cloruro de sodio y, en algunos casos, yodo. En cambio, con la sal rosada del Himalaya estás dando a tu organismo más de 80 minerales esenciales. No importa qué tipo de sal decidas usar, recuerdo que es muy importante que moderes su consumo para cuidar tu salud.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD