Tip: Cómo preparar un postre nutritivo
Tips de Cocina

Tip: Cómo preparar un postre nutritivo

Por Kiwilimón - Julio 2011
  En ocasiones los postres se consideran como una fuente llena de calorías y muchas personas los eliminan de sus dietas. Realmente el que un postre tenga tantas calorías o no depende de los productos con los que son preparados. Te recomendamos usar productos naturales.
  • - Usa suplementos de azúcar
  • - Si haces un postre con base en chocolate, trata de usar un chocolate con más proporción de cacao
  • - Al usar leche, trata de usar leche reducida en grasas
  • - No abuses de los aceites, grasas o mantecas (de hecho trata de evitar el uso de la manteca)
  • - Agrega ingredientes extras como fibras, las cuales se pueden encontrar en las nueces, por ejemplo
  • - Un postre puede hacerse hasta con cereales con fibra al 100% y combinarlos con otros elementos que les darán un toque especial
Recuerda que la creatividad que usemos será el resultado de salud y nutrición que le daremos a nuestros familiares. Recetas de postres recomendadas:Pay de OreoPanna Cotta con coulis de Frutos rojosPudin de Platano LightEmpanadas de Cereza
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los vinos blancos son un planeta repleto de ecosistemas. Algunos dan la sensación de estar en un jardín en primavera, otros en una mañana invernal en las montañas, en una fiesta tropical o disfrutando de una bocanada a la brisa marina. Puede que, para muchos, los vinos tintos sean quienes gozan de toda la atención. Lo cierto es que los blancos son un poema a la nariz, frescura en el paladar y los grandes amigos de los frutos el mar, las preparaciones cítricas y de aquellos platos con un ligero contenido de grasita. O sea, que, junto con la comida mexicana son el dueto perfecto.El domingo pasado asistí al evento presencial en Casa Xipe que organizó la denominación de origen española Rías Baixas en México. La cata de sus vinos fue un recordatorio de que los blancos pueden ser vinos complejos, redondos y sorprendentes. Olvídate de los vinos paliduchos, dulces como la miel –aunque siempre hay milagros en los viñedos del Señor–, y aventúrate a explorar la fiesta veraniega de los blancos.Lo que conocemos como vino blanco nace de las uvas blancas de la vitis vinifera. Las más comunes en México son la chardonnay, la sauvignon blanc y la chenin blanc procedentes principalmente del Valle de Guadalupe, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. Si te gustan los vinos españoles entonces en tu vocabulario estarán cepas como la albariño –varietal inexorable de Rías Baixas– la malvasía, verdejo, txakoli –mi uva blanca favorita del momento–, la garnacha blanca, entre muchas otras. En los países fríos de Europa brillan varietales como la silvaner, la riesling o la gewürztraminer.Lo que hace a un blanco un deleite tiene que ver con su acidez. La acidez es al vino blanco lo que la armonía a una canción, el color a una obra de arte. Para que no sobresalga, la acidez debe estar balanceada con respecto al alcohol y al dulzor del líquido.A diferencia de un tinto, el vino blanco se cosecha cuando el nivel de grados brix (concentración de azúcares) es el ideal para el enólogo. En seguida se lleva a despalillar y estrujar. Luego se macera en frío –a unos 17 grados– y la fermentación se realiza sin piel. Generalmente se consumen jóvenes, aunque algunos otros, se dejan reposar en barricas de primero o segundo uso para no robarle protagonismo a sus aromas frutales. El líquido resultante va del amarillo verdoso al oro viejo y toda la gama de tonalidades que cabe entre ambos. Los aromas van de los florales, frutales y herbales, hasta la bollería como mantequilla, miel y brioche. También existen aromas a roble, cedro y maderas, en caso de que haya tenido envejecimiento en barrica. La sugerencia de uso es siempre fría. ¿Qué tanto? Depende de la calidad y añada del vino y claro, del momento del día. Es a menos de 12º C que los vinos blancos adquieren esa frescura y ligereza que tanto los distingue. Para maridarlos acompáñalos con quesos ligeros y frescos, de poco o nada de envejecimiento, mariscos, pescados, cocina oriental, pastas ligeras, tacos, quesadillas fritas vegetarianas, y por supuesto, postres frutales, cremosos o ligeros.Aquí te dejo algunas recomendaciones de vinos blancos que he probado últimamente y que me han sorprendido. Son un buen motivo para juntarse en la familia o con amigos para celebrar la vida. Terras Gauda Un vino de la región de Rías Baixas en el que encontrarás aromas a fruta de hueso como melocotón, cítricos como la mandarina y una marcada mineralidad. Te lo recomiendo para acompañar este delicioso molcajete de mariscos.Molcajete de MariscosDo FerreiroOtro vino de la DO de Rías Baixas cuyas uvas albariño proceden de viñedos de más de diez años. Encuentra en él una mineralidad sustanciosa, aromas a manzana y herbales, así como una excelente acidez en boca. Disfrútalo junto a pescado al horno como este que te propongo.Pescado con Papas a la Crema
Si te has preguntado cómo limpiar con maicena, aquí encontrarás los consejos necesarios para hacer de esta harina tu nuevo ingrediente favorito para la limpieza del hogar, especialmente si te gusta utilizar materiales caseros como vinagre y bicarbonato. ¡Descubre cuáles son los usos de la maicena para limpiar! ¿Cómo limpiar con maicena? La maicena no sólo es una excelente herramienta para preparar galletas o pasteles, ya que sus componentes también pueden ser de utilidad cuando se trata de mantener la higiene en casa, pues con algunas sencillas combinaciones, tendrás un limpiador de gran calidad que te ahorrará tiempo, dinero y esfuerzo. Maicena para limpiar vidrios Para dejar los vidrios brillantes y relucientes, mezcla en un recipiente una solución con la mitad de agua y la mitad de vinagre, agregándole un par de cucharadas de maicena y un poco de jugo de limón. ¡Tendrás las ventanas más limpias de la cuadra! Cómo pulir plata con maicena Puedes usar la maicena para pulir plata preparando una pequeña pasta de agua con esta harina. Utiliza un trapo para frotar la mezcla contra tus utensilios de plata y notarás casi de inmediato como recuperan su brillo. Maicena para el mal olor de los zapatos Si notas que tus zapatos ya desprenden un olor bastante desagradable, puedes espolvorear un poco de maicena en el interior y déjalo reposar toda la noche. Al siguiente día retira la harina y olvídate de los malos aromas. Elimina manchas de la alfombra con maicena Para las manchas frecuentes en las tapicerías de los sillones o alfombras, puedes preparar una pasta con maicena y leche. Simplemente colócala encima de la mancha antes de que ésta se seque y después de unas horas, retira la mezcla con un trapo o aspiradora. Maicena para las manchas de sangre Cuando suceden accidentes y estás usando tu playera favorita, no te alteres pues las manchas de sangre también se pueden eliminar con harina fina de maíz. Mezcla un poco de maicena con agua, aplica en la mancha y frótala con un trapo limpio. Deja asolear algunas horas y retira la mezcla. Limpia muebles de madera con maicena Puedes darle mayor brillo a tus muebles de madera con un poco de maicena y agua. Agrega la mezcla a un trapo y pasa por encima después de limpiar. Dale brillo a tu carro con maicena Al igual que los muebles, con un poco de maicena y un trapo podrás pulir tu carro para que se vea como recién salidito de la agencia. ¿Listo para probar todos estos increíbles trucos para limpiar con maicena?
Una de las formas más obvias en las que se nos manifiesta la frase “somos lo que comemos” es a través de nuestra piel: el acné, la hinchazón o el enrojecimiento puede ir mucho más allá que sólo la piel.Lo que comes puede hacer una gran diferencia en tu piel, e incluso puede ayudar a tu tratamiento tópico para el acné, sobre todo si eliges alimentos integrales, no procesados, y balanceas tu dieta sin caer en la idea de que tienes que hacerte un detox.Con estos consejos sencillos, te decimos qué comer y qué evitar para que tu piel luzca radiante:1. Come frutas y verduras de diferentes coloresSi no comes frutas y verduras de manera regular, puedes comenzar por intentar incluir una porción en cada comida, el truco está en poner en el plato frutas y verduras de todos los colores, como pimientos rojos, verduras de hoja verde, zanahorias anaranjadas o calabazas amarillas, pues los diferentes colores de los productos indican diferentes micronutrientes. Una opción especialmente buena para la piel son las verduras crucíferas como el brócoli, porque son ricas en nutrientes como folato y vitamina K que promueven las células sanas.2. Reduce los azúcares añadidosEste consejo te ayudará mucho a evitar irritar la piel con inflamación y para conseguirlo necesitas limitar los alimentos procesados con demasiad azúcar añadida. Toma consciencia de cuántos alimentos envasados estás comiendo, ya que son una fuente común de azúcares, y presta atención a las etiquetas.3. HidrátateEsta es la forma más sencilla en la que puedes ayudarle al cuerpo a eliminar toxinas. Beber mucha agua o también té de hierbas o verde son todas maneras válidas (y refrescantes) de hidratarse, además, el té verde es antiinflamatorio.¿Qué alimentos evitar para una piel sana?Lo principal es que sepas balancear tus alimentos, pero una forma de cuidar la piel desde dentro es moderar el consumo de alcohol y cafeína. Si bien las bebidas con cafeína pueden ser saludables porque también son ricas en antioxidantes, consumir cafeína en exceso o en fuentes concentradas como las bebidas energéticas pueden elevar los niveles de la hormona del estrés, lo que puede tener un efecto negativo en la piel con el tiempo.También es mejor beber alcohol con moderación si lo disfrutas, ya que puede interferir con la capacidad de tu organismo para procesar otras toxinas. Para conseguir el balance, recuerda que se trata de lo que disfrutas y con qué frecuencia lo haces, para así encontrar ese equilibrio.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD