Tip: Cómo quitarle la grasa al sartén
Tips de Cocina

Tip: Cómo quitarle la grasa al sartén

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Qué incomodo es lavar una sartén llena de grasas, tener que frotar y frotar hasta que quede limpio todo su interior, y terminamos cansadas, con los brazos adoloridos, pero olvídense de estar frotando fuerte y varias veces ya que existen maneras de quitar la grasa muy fácilmente. Lo que puedes hacer es una mezcla de vinagre y sal, solo das una frotada con esta mezcla y veras como queda limpia tu sartén. Otros de los truquitos es usando el poso del café, pero si se pego parte del alimento frito puedes realizar lo siguiente, a penas termines de utilizar la sartén llena de agua, cuando vayas a lavarla ponga en la cocina y hacen llegar al agua hasta el punto de ebullición, dejándola que hierva por 5 minutos aproximadamente, quita la sartén del fuego y retira el agua. Veras que la suciedad que había ya se despego, solo te quedara darle una lavada que normalmente haces para terminar de eliminarla por completo y tendrás una sartén limpia. También puedes utilizar el bicarbonato, sólo combina el bicarbonato con agua caliente, pon a remojar tu sartén en esta mezcla hasta que enfrié y veras que toda la grasa desapareció. Recetas de cocina recomendadas:Pastel Sencillo de ZanahoriaPan de JamónCuernitos de Nuez
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
Olvídate de los olores desagradables en tu cocina. Con estos tips puedes deshacerte del mal olor en tu refrigerador. Te decimos qué hacer si el refrigerador huele mal.Limpia cada rincón de tu refrigerador. Aunque es más que obvio, es importante recalcar en la necesidad de hacerlo, por lo menos una vez cada tres meses. Vacía todo tu refri y desconéctalo para que no gastes electricidad (porque la puerta estará abierta por un buen rato). Recuerda limpiar los cajones y la estantería, así como las paredes y las puertas.Recurre a limpiadores naturales.Aunque el desengrasante o desinfectante que usas para limpiar tu cocina puede servir, te recomendamos usar limpiadores hechos a base de ingredientes naturales en el caso del refrigerador. La combinación de bicarbonato de sodio, vinagre y jugo de limón es genial para limpiar y eliminar olores.Coloca ingredientes que absorban los olores.Si después de limpiarlo súper bien el refrigerador sigue oliendo un poco extraño, puedes recurrir a algunos de estos remedios. En una bandeja para galletas espolvorea una caja de bicarbonato de sodio y colócala dentro de tu refri. También puedes poner un bowl con café molido o pedazos de carbón vegetal.Refresca tu refrigerador de manera natural.Una manera muy sencilla de mantener tu refrigerador oliendo rico es colocar un limón (o algún otro cítrico) partido por la mitad dentro de uno de los estantes. Otra opción es colocar bolitas de algodón empapadas en esencia de vainilla. Cualquiera de las dos alternativas dejará un olor delicioso en tu refrigerador.Ajusta la temperatura de tu refrigerador.Muchas veces los malos olores son ocasionados por la descomposición temprana de los alimentos. Esto puede evitarse si se mantiene el refrigerador a una temperatura de entre 3 y 4.4° C.Para que tu refrigerador siempre huela bien, recuerda:Guardar tus alimentos preparados dentro de contenedores con tapa.Revisar frecuentemente la fecha de caducidad de tus alimentos.Limpiar inmediatamente cualquier líquido que se derrame.No dejar alimentos con olores fuertes directamente sobre los estantes.Mantener en el congelador carnes hasta que las vayas a usar. 
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
Los amantes del pescado y los mariscos son felices en esta época del año porque los menús en el hogar suelen tener varias opciones con estos alimentos. El único detalle es que estos ingredientes suelen ser bastante “chismosos” por lo que, incluso días después de haberlos preparado, su aroma sigue presente en la cocina. No trates de esconder los olores perfumando toda tu casa con aromatizantes artificiales. Estos remedios naturales te ayudarán a quitar el olor a pescado de manera rápida y sencilla:Agua y Vinagre: Pon a hervir en una olla dos tazas de agua con una taza de vinagre. La evaporación de esta mezcla ayudará a disminuir el olor a pescado. También puedes agregar canela, romero o tu esencia favorita para sustituir el aroma por uno más agradable.Pasta dentalOk, no es deseable que tu casa huela a pescado, pero ¿qué pasa cuando son tus manos las que están impregnadas con el aroma de tu comida? La manera más sencilla de eliminar el olor a pescado de tus manos es frotándolas con pasta dental (si tiene sabor a menta, mejor).Bicarbonato y LimónEnjuaga muy bien todos los utensilios y ollas que hayas usado, y después frótalos suavemente con una mezcla de bicarbonato de sodio y limón. Deja que actúe un par de minutos y después enjuaga nuevamente. Al finalizar puedes lavar tus trastes como sueles hacerlo.SolAunque no lo creas, a veces es buena idea asolear tus utensilios de cocina, sobre todo después de preparar platillos con alimentos con olores fuertes. Retira los residuos de comida y enjuaga muy bien las ollas antes de sacarlas. Déjalas una media hora y después lávalas con agua y jabón.DesinfectanteMuchas veces lo más preocupante de hacer recetas con pescados o mariscos no es el olor, sino las bacterias que pueden quedar en la cocina. Asegúrate de eliminar todos los residuos, limpiar bien las superficies y finalmente higienizar toda la cocina con desinfectante. Granos de Café:Cuando ya has limpiado y desinfectado cada centímetro de tu cocina, pero aún puedes oler el pescado del fin de semana, el café puede ayudarte. Coloca un envase con granos de café (si está recién tostado, mucho mejor) y déjalo abierto toda la noche en la barra de tu cocina. Deja de preocuparte por los olores de tu cocina. Pon en práctica estos tips para disfrutar las mejores recetas con pescados y mariscos sin dejar evidencia por días.Deliciosa Cazuela de MariscosTostada de Camarón al PastorPizza Fácil de Atún al PastorHuachinango a la Jamaica
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD