Tip: Cómo se pueden conservar las frutas
Tips de Cocina

Tip: Cómo se pueden conservar las frutas

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Cuando tenemos alguna fruta que todavia no está madura, lo que debemos hacer es no refigerarla, ya que el frío evita que las frutas maduren adecuadamente. - En el caso de las frutas que se maltratan cuando las llevamos a casa, es mejor separarla y consumirla cuanto antes, así se evita que se echen a perder las demás. - Lo que recomendamos es que se deben consumir frutas y verduras de temporada, la naturaleza nos envía siempre los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Además de que los productos fuera de temporada resultan ser más caros. - Muchas veces cortamos alguna fruta para su consumo y lo que resta lo guardamos en el refrigerador, pero en ocasiones ésta se echa a perder. Lo que debemos hacer cuando las frutas o verduras se guardan ya cortadas dentro del refrigerador, es tratar de envolverlas con una bolsa plástica o meterlas en un recipiente cerrado, esto aparte de conservarlas mejor, evita la contaminación de olores no deseados. - Para evitar que se oxiden ciertas frutas peladas como las manzanas o los plátanos lo mejor es introducirlos en un recipiente con agua o untarles el jugo de un limón. Recetas de cocina recomendadas con base en frutas:Ensalada de Frutas TropicalesEnsalada de Frutas para FiestasStrudel de Frutas y NuezCopas de Yogurt con Granola y Frutas
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
'Pumpkin spice', el sabor que causa furor durante el otoño
Si te gusta el famoso pumpkin spice latte que comienza a inundar una cadena de cafeterías desde mediados de septiembre, te fascinará la historia detrás de este icónico sabor otoñal, el cual podemos encontrar en todo de tipo de postres, bebidas y dulces. ¿Qué es el pumpkin spice?También conocido como pumpkin pie spice, este sabor se logra a través de la mezcla de especias como canela molida, clavo, nuez moscada, aunque algunas recetas también requieren de jengibre y pimienta de Jamaica. Aunque hoy en día se usa para preparar bebidas calientes y frappés, esta mezcla también se usa para preparar el tradicional pay de calabaza, galletas, pan, entre otros productos. Cabe mencionar que el sabor más popular del otoño no incluye calabaza, pero obtuvo su nombre debido a que era la mezcla ideal para darle un toque extra de sabor al pay de calabaza, el postre estadounidense por excelencia. También puedes leer: ¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina tex-mex?¿En dónde se originó el pumpkin spice?La mezcla de especias para pastel de calabaza se originó hace muchos años y está muy ligada al comercio y al colonialismo. La Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales fue la encargada de comercializar especias que solo es encontraban en Asia, las cuales se integraron a la cocina holandesa. Años más tarde, estos aromáticos ingredientes se encontraban en todos los rincones del mundo. Para 1796, la mezcla de especias había llegado al continente americano. La primera cocinera y autora estadounidense en incluir esta mezcla en sus platillos fue Amelia Simmons. Cabe mencionar que su recetario ya incluía el famoso pay de calabaza, mientras que su mezcla de especias se preparaba con nuez moscada y jengibre. Lo que actualmente conocemos como pumpkin spice fue creado en 1950 pues la marca McCormick. Sin embargo, la mezcla de especias no se popularizó a gran escala hasta 2003, cuando una cadena de cafeterías lanzó su famoso pumpkin spice latte. Desde aquel entonces, esta bebida otoñal está disponible en estas cafeterías desde mediados de septiembre. También puedes leer: ¿El ghee es mejor que la mantequilla?¿El pumpkin spice tiene beneficios para la salud?Según el hospital Cedars Sinai, la mezcla canela, nuez moscada, jengibre y clavos de olor contiene una cantidad importante de antioxidantes, vitaminas y minerales, lo cual es excelente para el sistema inmune. Por un lado, la canela y la nuez moscada son especias ricas en ácido salicílico, una sustancia que ayuda a combatir la inflamación. Mientras que la canela es eficaz para bajar los niveles de azúcar y colesterol, mientras que también incrementa los niveles de colesterol bueno en los pacientes con diabetes tipo 2. En el caso del jengibre, esta raíz es ampliamente conocida por sus múltiples beneficios, ya que ayuda a aliviar las ganas de vomitar, el dolor de garganta, los cólicos menstruales y el dolor causado por la osteoartritis. ¿Cómo preparar pumpkin spice?Si quieres preparar tu propia mezcla para bebidas y postres, en kiwilimón te decimos cómo. Ingredientes 3 cucharadas de canela en polvo2 cucharadas de jengibre en polvo2 cucharaditas de nuez moscada1 ½ cucharadita de clavo en polvoInstrucciones Combina todas las especias en un recipiente y revuelve hasta tener una mezcla homogénea. Guárdala en un bote o contenedor bien sellado.También puedes leer: Mitos y realidades sobre el glutenLas mejores recetas con calabazaPumpkin PieCheesecake de Calabaza Sin HornoPastel de Calabaza con Queso CremaFlan de CalabazaCrema de Calabaza FácilCalabaza en Tacha TradicionalTarta de Chocolate y CalabazaMousse de Calabaza con Cremoso de Queso
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD