Tip: Cómo se pueden conservar las frutas
Tips de Cocina

Tip: Cómo se pueden conservar las frutas

Por Kiwilimón - July 2011
  Cuando tenemos alguna fruta que todavia no está madura, lo que debemos hacer es no refigerarla, ya que el frío evita que las frutas maduren adecuadamente. - En el caso de las frutas que se maltratan cuando las llevamos a casa, es mejor separarla y consumirla cuanto antes, así se evita que se echen a perder las demás. - Lo que recomendamos es que se deben consumir frutas y verduras de temporada, la naturaleza nos envía siempre los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Además de que los productos fuera de temporada resultan ser más caros. - Muchas veces cortamos alguna fruta para su consumo y lo que resta lo guardamos en el refrigerador, pero en ocasiones ésta se echa a perder. Lo que debemos hacer cuando las frutas o verduras se guardan ya cortadas dentro del refrigerador, es tratar de envolverlas con una bolsa plástica o meterlas en un recipiente cerrado, esto aparte de conservarlas mejor, evita la contaminación de olores no deseados. - Para evitar que se oxiden ciertas frutas peladas como las manzanas o los plátanos lo mejor es introducirlos en un recipiente con agua o untarles el jugo de un limón. Recetas de cocina recomendadas con base en frutas:Ensalada de Frutas TropicalesEnsalada de Frutas para FiestasStrudel de Frutas y NuezCopas de Yogurt con Granola y Frutas
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que no seas una experta en repostería, pero aunque ya hayas horneado antes, a veces el resultado te deja preguntándote ¿¡que diablos estoy haciendo mal y por qué me quedan duras las galletas?!A pesar de tener una receta muy sencilla, las galletas suelen ser uno de los alimentos que más complicados nos resultan a la hora de hacerlos, porque en su paso a paso, necesitamos encontrar el equilibrio perfecto para que no queden demasiado gruesas, o demasiado pastelosas o muy duras.Para sabe qué salió mal con tus galletas, tienes que fijarte en varias cosas, por ejemplo, la consistencia de las galletas o de la masa antes de hornearlas. Así, entre los errores más comunes al hacer galletas se encuentra no agregar suficiente harina o usar demasiada; usar una cantidad mayor de huevos o incluso de azúcar… Y más que enlistamos a continuación:Usar polvo de hornear en lugar de bicarbonato de sodioMezclar todos los ingredientes al mismo tiempo en lugar de seguir las instrucciones paso a pasoAgregar huevos extraOlvidar los huevos por completoEmbutir la harina y usar demasiadaNo usar suficiente harinaBatir en exceso la masaUsando demasiada mantequillaNo usar suficiente mantequillaNo usar suficiente azúcar¿Por qué me quedan duras las galletas?Cuando horneas galletas y te quedan duras, lo más seguro es que hayas caído en dos de los errores más comunes: te faltó mantequilla o no usaste suficiente harina.Algunas galletas son crujientes y de consistencia más dura, pero otras, como las de chispas de chocolate o avena, pueden ser suaves o crujientes. El secreto para lograr una textura esponjosa en lugar de una textura delgada y crujiente está en la humedad.Por ejemplo, formar las galletas en montículos altos en lugar de aplanarlas con la palma de la mano y cocinarlas por un minuto o dos ayudará a retener densidad y las hará más suaves. Para agregar más humedad a la masa, puedes hacerlo en forma de mantequilla adicional, yemas de huevo o azúcar morena, esto hará queden aún más suaves.Para hacer las galletas más suaves, puedes agregar de 2 a 4 cucharadas de mantequilla ablandada, o 1/4 taza de azúcar a la masa.Cuando usas poca harina, las galletas salen planas, marrones, crujientes, frágiles y grasientas; además, se cocinan mucho más rápido.El resultado son galletas duras y frágiles, igual que cuando usas mantequilla demasiado suave o ligeramente derretida a la masa también puede dar como resultado galletas planas. La solución fácil es agregar más harina a la masa, poco a poco, hasta que la mezcla se pegue bien a la batidora.Prueba con estas pequeñas modificaciones en tus recetas de galletas, porque sólo a prueba y error encontrarás la forma perfecta de hacer galletas que no te queden duras.
Seguramente para nadie es sorpresa que en el mundo existen cerca de más de 500,000 tipos de cerveza que logran satisfacer los gustos de los paladares más desenfadados o aquellos que son más exigentes. Sin embargo, no se trata de cuántas cervezas se producen en el mundo, si no, de las formas de preparar bebidas con cerveza que están tomando relevancia en distintos países. Por ejemplo, en México se consumen en promedio, 6.1 litros de cerveza al mes, sin considerar el mes de diciembre, cuando el consumoaumenta a 7.9 litros. Así que, dicho lo anterior, podrías o no tomar la cerveza directo de la lata o de la botella, pero lo que es cierto es que los mexicanos se caracterizan por mezclar ésta bebida con algunos aditamentos que la hacen a un más perfecta o creativa, como las micheladas y en esta lista encontrarás formas de preparar bebidas con cerveza. Michelada de Mango con ChamoyUna de las bebidas con cerveza que ha tomado relevancia entre los más jóvenes de las familias, es sin duda, la michelada con mezcla de frutas y polvitos agridulces que le dan un toque más particular a la cerveza. Coctel Bull con CervezaSi hablamos de cócteltes clásicos, una de las formas clásicas de preparar cerveza es como el tradicional Bull, que está hecho con jarabe, ron blanco, cerveza y un toquecito de limón. Claro, recuerda que las medidas exactas para preparar esta bebida con cerveza, serán clave para no balancear los sabores. Michelada CubanaEste coctel con cerveza se distingue porque se hace con salsas picantes que le añaden ese sabor entre especiado y picosito, que sin duda se vuelve ideal para acompañar una buena carne asada o mariscos. Michelada con Clamato y CamaronesCuántas veces te has sentado en la playa y has querido mezclar un sinfín de sabores en un sólo platillo o bebida? Podríamos asegurar que lo más cercano a sentirte a la orilla del mar será preparar un buen mix de camarones marinados con limón, sal salsa maggi y en mezcla con el jugo de tomate, serán una bebida perfecta. GomichelasClaramente como hemos visto en los cocteles anteriores, tomar cerveza es todo un arte y puede ser del gusto de muchos o pocos, pero lo cierto es que las variedades son demasiadas y un claro ejemplo son las gomichelas, que parten de un vaso escarchado de mezcla entre picante y agridulce, que harán enloquecer el paladar. Si nos estás leyendo desde la Ciudad de México, coméntanos cuáles son las formas de preparar cerveza que más acostumbras y cuáles son las que te gustaría aprender. 
La carne es, para muchos, una fiesta en el plato: es sinónimo de un día especial o simplemente, el ingrediente infaltable en nuestros amados tacos. Por eso cuando tres plantas empacadoras de carne cerraron sus puertas en Estados Unidos y casi al mismo tiempo un almacén trasnacional del mismo país limitó la compra de carne a unas cuantas piezas por familia, las especulaciones tanto en Estados Unidos como en México comenzaron a saltar. ¿Habrá carne suficiente para todos? ¿Nos quedaremos sin carne? Las preguntas se respiraban en el aire. Pensar si habrá suficiente carne para la cuarentena podría poner nerviosos a la mayoría. El COVID-19 ha afectado directamente a industrias como la cervecera o la restaurantera; la de la carne y embutidos tampoco ha quedado exenta. A principios de abril la línea de producción de tres enormes fábricas norteamericanas dio positivo de COVID-19 por lo que se tuvieron que suspender labores en ellas indefinidamente. A este hecho se le sumó que almacenes como Costco, en Estados Unidos, limitaron la venta de piezas de filete por familia y claro, como era de esperarse, los costos comenzaron a subir. El tema se volvió tan relevante que incluso Donald Trump pidió al Departamento de Justicia que se mantuvieran los precios de la res. Para terminar, en México –sí, todavía hay más– se suscitó un enorme incendio en la planta procesadora de carne de cerdo de Kekén, en Yucatán. Carlos Ramayo Navarrete, presidente de la Asociación Ganadera Local de Porcicultores, aseguró que el abastecimiento estaba bajo control.Para comprobarlo entrevisté a Germán Navarrete, chef ejecutivo de U.S. Meat en México, quien me confirmó que “muchos restaurantes están trabajando sólo con delivery, por lo que los productores tienen suficiente carne: el suministro está asegurado”. Además, parece que el tema se terminará de resolver con el paso de las semanas, pues dos de las plantas norteamericanas cerradas ya están retomando su producción al menos lentamente, según me contó.Otra buena noticia es que hoy en nuestro país la carne de cerdo es más barata que en meses anteriores y esto a nuestros bolsillos y antojos los deja respirar un poco. Podemos comprar cerdo o, en el tiempo que nos queda de encierro, aventurarnos a lo nuevo. Probar trozos de carne novedosos y económicos que, con buenas cocciones y recetas deliciosas, resulten en un descubrimiento que queramos conservar aun para tiempos postcovid. ¿Por qué no cocinar cola de res, espinazo de cerdo o pulpa de res? Son deliciosos y –nuestra palabra favorita de la temporada– baratos. Te aseguro que en ellos encontrarás ese apapacho que, a estas alturas del confinamiento, no está de más regalarle a tu familia. Aquí te comparto algunas recetas con algunos cortes a prueba de supermercados con alza de precios y a prueba de niños que no quieren comer: espinazo de cerdo en pasilla, esquites con tuétano, brisket de cerdo glaseada, pierna de cerdo en pipián rojo. Cuéntame cómo te quedan.
La comida es uno de nuestros gastos principales, no sólo porque tenemos que alimentarnos para vivir, sino porque además hay una gama infinita de opciones deliciosas que puedes comprar ya hecha.Tan sólo en México gastamos alrededor de 37 por ciento de nuestros ingresos en comida, lo cual es algo considerable si lo comparas con el porcentaje recomendado a destinar para pagar una renta, que es de 30 por ciento. Es decir, podrías estar gastando un poco más de lo que pagas de renta en comidas.Así que buscar opciones económicas sin privarte de comida que te nutra puede ser una gran forma de economizar con tus ingresos y, además, comenzar a comer de manera más consciente, con estos consejos sencillos.1. Reemplaza carnes por proteínas vegetalesLa carne y el pescado suelen ser los ingredientes alimenticios más caros en nuestros menús, por lo que probar algunas comidas vegetarianas durante la semana te ayudará a mantener los costos de tus comidas abajo. Además, existen muchas formas de reemplazar la proteína animal por vegetal e incluso puedes instaurar un "día sin carne" a la semana.2. Compra pollo enteroLa forma más barata de comprar pollo es comprar un pollo entero. De un pollo entero obtendrás 2 pechugas, 2 muslos, piernas y alas, además de un huacal (huesos) para hacer caldo. De él obtendrás varios guisos, por ejemplo, una tinga con la pechuga, un estofado con los muslos y las piernas, además de infinidad de platillos que requerirán del caldo. Congela lo que no vayas a comer y tu pollo entero no sólo será económico, sino muy rendidor.3. Usa frutas y vegetales congeladosLas frutas y verduras congeladas están subestimadas, porque piénsalo, ya vienen precortados y listos para usarse, son igual de buenos (sólo tienes que evitar aquellos con sal, azúcar o grasas) y por lo regular son más baratos que las variedades frescas. Las verduras congeladas se recogen en el pico de frescura y luego se congelan para sellar sus nutrientes, así que no perderás lo mejor de ellas.4. No desperdicies nadaTirar comida es lo peor que puedes hacer, así que sé estricto sólo compra lo que realmente vas a comer. Para esto, necesitas comenzar a planear las comidas, con el fin de utilizar todos los ingredientes de tu lista. Congela cualquier alimento que no utilices. Las bolsas y cajas de almacenamiento de alimentos serán útiles.5. No compres nada fuera de tu lista del súperElabora un plan de comidas semanal usando los ingredientes que ya tienes y haz una lista de compras de los artículos que faltan.Intenta no comprar cuando tengas hambre. Las personas que compran cuando tienen hambre tienen más probabilidades de gastar más, especialmente en alimentos menos saludables, como refrigerios ricos en grasas y azucarados.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD