Tip: Pan rallado con sabor

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Si deseas darle más sabor a las preparaciones que incluyan pan rallado, agrégale algún sabor a éste. Si te gusta variar puedes preparar más de uno. Ideas: ajo y perejil, pimentón, orégano, salvia, ciboulette, romero, o la mezcla de cualquiera de estas u otras hierbas. Las hierbas que utilices deben estar secas y también le da mucho sabor agregar unas cucharadas de queso parmesano rallado. Recetas recomendadas con pan rallado:Galletas de Coco en BolitasPollo Korma de IndiaCorazones de Alcachofa Gratinados      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Hay muchas razones para tener plantas en casa, pues no solo le dan vida a nuestro hogar, sino que también nos pueden servir para darle un toque extra a nuestros platillos o preparar deliciosas y relajantes infusiones o tés. ¡En Kiwilimón te decimos cuáles son las 5 mejores hierbas de cocina para cultivar desde casa! Menta De acuerdo con los expertos, la menta es una de las mejores opciones de hierbas para cultivar en casa, pues no requiere de muchos cuidados, crece rápidamente y nos regala un freso aroma. Sin embargo, antes de poner manos a la obra, recuerda que existen diferentes tipos de menta, por lo que debes asegurarte de que el tipo que elijas se pueda utilizar en la cocina. Una vez que tengas suficiente menta en casa, la puedes utilizar para adornar postres, darle un toque de frescura al agua de sabor, para preparar mojitos, hacer tés y hasta deliciosas salsas para acompañar tu menú semanal. Perejil El perejil es otra gran opción para cultivar dentro de tu hogar. Esta hierba es muy fresca y aromática, por lo que es indispensable en tu cocina. Antes de comenzar a cultivar, recuerda que hay dos tipos de perejil: el de hoja rizada y el de hoja común; escoge el que más te guste. Aunque esta hierba de cocina no requiere de muchos cuidados, es importante que obtenga bastante sol. Puedes utilizar perejil en un sinfín de platillos, sopas, salsas y ensaladas.CilantroEste es un básico en la cocina mexicana, pues sin esta hierba, los tacos no serían lo mismo. Los expertos recomiendan plantar el cilantro entre los meses de agosto y septiembre. Otra ventaja es que la planta usualmente sobrevive al invierno. Usa está hierba para darle sabor a tus salsas caseras, para darle un toque final a los tacos o para cualquier otro guiso. RomeroSi no tienes mucha experiencia en el área de la jardinería y las plantas, el romero es una gran opción para ti. Esta hierba es indispensable en la gastronomía italiana, pues las salsas y los platillos no serían tan deliciosos sin el sabor que aporta el romero. Esta planta solo requiere de bastante luz del sol. Recuerda que puedes utilizar el romero para infusionar aceites, para darle un giro a las papas o para hacer una receta de pollo o carne aún más exquisita. Albahaca¡Otra hierba de cocina imperdible de la gastronomía italiana! La albahaca es un must a la hora de preparar pesto, salsas de tomate y pizzas, pues brinda un toque especial de frescura a cualquier preparación. Los expertos dicen que a esta planta le encanta el calor y la luz brillante, por lo que es recomendable colocarla en un lugar adecuado.
La caspa es un problema que afecta a millones de personas a nivel mundial, pues no solo es molesto, también puede afectar la autoestima de aquellos que la padecen. Sin embargo, es importante no sentirse avergonzado por ser víctima de la temible caspa, pues existen muchas formas de deshacerse de ella. En Kiwilimón te recomendamos 5 remedios caseros para acabar con este problema. ¿Qué es la caspa?Según los expertos, la caspa es un problema que se presenta en el cuero cabelludo y que causa que este produzco escamas, aunque cabe mencionar que no es un padecimiento grave y no es contagioso. Los principales síntomas de la caspa son las escamas y la picazón en el cuero cabelludo. De acuerdo con los expertos, este padecimiento puede ser un síntoma de dermatitis seborreica. Actualmente existen un sinfín de productos que prometen eliminar la caspa, sin embargo, también existen una serie de remedios caseros que te pueden ayudar a resolver este molesto problema. Remedios caseros contra la caspaEstos son los cinco remedios caseros para deshacerse de la caspa que más te recomendamos.BicarbonatoEl bicarbonato de sodio es un ingrediente que todos tenemos en casa, por lo que es muy fácil de incorporar a tu rutina de baño y ponerle fin a la caspa. De acuerdo con los expertos, se cree que el carbonato sirve como exfoliante y retira las células muertas, lo que reduce la aparición de escamas y la picazón. Por otro lado, todo indica que también tiene propiedades antifúngicas, lo que hace de este ingrediente en un tratamiento ideal para combatir todos los tipos de caspa. Lo único que debes hacer es aplicar el bicarbonato sobre el cuero cabelludo cuando estés dentro de la regadera y masajear por varios minutos, luego aplica champú y enjuaga.Aceite de árbol de téEste aceite es conocido como "tea tree" en inglés y aporta muchos beneficios a la salud, pues se usa para tratar la caspa, el pie de atleta, los piojos, el acné y además es antibacteriano. En el caso específico de la caspa, se ha demostrado que aplicarlo durante cuatro semanas es una forma eficaz de tratar este padecimiento. Por si fuera poco, también ayuda a aliviar la picazón. Así que ya lo sabes, busca en champú que contenga aceite de árbol de té y termina con la molesta caspa para siempre.Vinagre de manzanaAunque se le atribuyen una serie de beneficios al vinagre de manzana, tal como ayudar a perder peso, este producto también se recomienda como remedio casero para terminar con la caspa, pues se dice que la acidez del vinagre estimula la descamación de las células muertas del cuero cabelludo. Por otro lado, el vinagre de manzana balancea el pH, lo que reduce la aparición de hongos y, por ende, previene la aparición de la caspa. Agrega unas cucharadas de vinagre a tu champú y notarás la diferencia. Aloe VeraOtra de los remedios naturales más eficaces para combatir la caspa es aplicar aloe vera. Aunque usualmente se usa para tratar quemaduras o como hidratante facial, el aloe también sirve para combatir la caspa, pues los expertos señalan que cuenta con propiedades antibacterianas y antifúngicas. Aunque los científicos aún se encuentran investigando los beneficios del aloe vera, puedes incorporar esta sustancia a tu rutina de baño como un remedio casero para eliminar este molesto padecimiento. AspirinaAunque parezca difícil de creer, las aspirinas son de mucha ayuda en la guerra contra la caspa, ya que uno de sus principales compuestos, ácido salicílico, también se encuentra en la mayoría de los champús anticaspa. Según los expertos, está sustancia ayuda a eliminar las escamas presentes en el cuero cabelludo, por lo que es una excelente opción. Tritura dos aspirinas y agrega el polvo a tu champú, seguro te desharás de la caspa en unas cuantas semanas.
La ansiedad nos genera un estado de incomodidad e inconformidad. Es un padecimiento más común de lo que imaginamos, la OMS estima que durante las emergencias humanitarias, como la que hoy vivimos, 1 de cada 5 personas se ve afectada por la depresión y la ansiedad.Aunque no hay una dieta específica que elimine la ansiedad, hay alimentos que pueden ayudar a controlarla y aminorarla. También hay otros alimentos que propician que la ansiedad se detone como los que contienen carbohidratos refinados y, en general, los alimentos procesados. En #KiwiTeCuida presentamos el #RetoContraLaAnsiedad, en el que el chef Mau Eggleton preparará una clase de cocina dedicada al tema (19 de julio) y será reforzado por el conversatorio entre la nutrióloga Gina Rangel y nuestra directora editorial Shadia Asencio (26 de julio), para resolver todas sus inquietudes de cómo combatir la ansiedad a través de la alimentación.Algunos otros tips para controlar la ansiedad son los siguientes:Incorpora siempre a tu desayuno proteínas limpias y magras, dan saciedad y ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre para tener energía durante el día.Agrega a tu dieta carbohidratos complejos, pues aumentan la producción de serotonina en el cerebro, lo cual nos ayuda a estar relajados. Los granos integrales como la quinoa, la avena o los panes de masa madre e integrales reposados son excelentes opciones.Evita carbohidratos simples tales como bebidas azucaradas, dulces, harinas refinadas y productos procesados.Ten alimentos preparados y listos para consumir inmediatamente, crudités, galletas saludables, fruta picada y frutas y verduras desinfectadas. Toma mucha agua, pues a veces se confunde la sed con hambre. La ansiedad hace que evitemos hidratarnos y por esta razón sentimos “hambre” cuando en realidad es deshidratación.Limita o evita el consumo de alcohol y cafeína, el alcohol de momento nos hace sentir tranquilidad, pero cuando lo procesamos en el cuerpo, nos produce ansiedad, además que afecta en el ciclo saludable del sueño. La cafeína provoca un efecto de nerviosismo, detona la ansiedad y también interfiere con el sueño.Mantente atento si tienes alguna intolerancia alimentaria, debido a que existen muchas condiciones que pueden detonar la ansiedad, la depresión o los cambios de humor e irritabilidad. Procura mantener una dieta balanceada y saludable y hacer ejercicio. Los alimentos ricos en omega 3 y ácidos grasos nos pueden ayudar mucho.Prepara en casa snacks crunchy, picositos o dulces, te ayudarán a no pecar entre comidas y poder llevar una alimentación saludable.El llevar una vida saludable nos invita a seguir sumando hábitos que nos generen bienestar, reduciendo la ansiedad y gozando de salud integral. Si quieres conocer más a fondo del tema, te invitamos a seguir nuestras transmisiones en vivo los días lunes a través de nuestra cuenta oficial de Instagram de Kiwilimón, en punto de las 6:00 pm. ¡Te esperamos!
El imponente bosque de coníferas coquetea con robarme la atención, sin embargo, mis sentidos se concentran en algo más: ahí, subiendo los escalones de las calles empedradas de Tlalpujahua, están los puestos de comida del mercado. Hay ollas exhalando el humo de sus tamales y corundas, conservas y ates acorralados por las abejas, pan apilado en bolsas. Ay, con el pan de pulque. Ay, con el pan de pucha. En Michoacán, la naturaleza es la que llama pero es la comida la que obsesiona a regresar. Quien no ha ido a comer a este estado se ha perdido de una de las tres mejores gastronomías regionales del país. Más claro, imposible. Michoacán es un conglomerado de michoacanes. La zona lacustre, el mar, la milpa, el bosque albergan una tradición, una colección de sabores enmarcados por las técnicas ancestrales y los ingredientes endémicos. A esa suma cultural, a esas coordenadas geográficas, les debemos más que éxtasis culinarios. Gracias a ellas aparecemos en la única lista que importa: la del Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. “La gastronomía michoacana es única por la alineación de un paisaje fértil con muchos tipos de terreno y lagos ricos en pesca, así como una cultura prehispánica que ha pasado sus tradiciones a través de generaciones”, asegura el arquitectico Fernando Vela, presidente del Festival gastronómico Morelia en Boca. Desde sus heterogéneos rincones, collage de imágenes y climas, salen productos excepcionales como los charales, el pescado blanco, la trucha. En la meseta purépecha se dan productos como el amado aguacate; en Zamora del Valle, las fresas; en Valle de Apatzingán, los limones, las moras; en la milpa, esos maíces rojos, negros, azules, amarillos con la mineralidad en las entrañas; de Cotija, su queso. Aunque de quesos no son los únicos, pero sí los más prestigiosos. Otros menos conocidos son los quesos de la Ruana, de Tierra Caliente, frescos u oreados.Las manos detrás de la cocina complementan esta suerte de sortilegio. Lucero Soto, una de las chefs más representativas de la región, cree que el verdadero tesoro está en las cocineras tradicionales. Nombres como Esperanza Galván resuenan en embajadas del mundo haciendo lo que mejor saben hacer: ser guardianas de recetas y técnicas, exportadoras de cultura; ella, particularmente, de la purépecha. También está Blanca Villagómez, en Tzintzuntzan, quien según el arquitecto Fernando prepara una hueva de pescado en salsa de guajillo como ninguna otra. Lucero Soto, por su parte, no es cocinera tradicional pero acerca el folklor michoacano de las calles a los manteles emblemáticos del país desde el Restaurante Lu Cocina Michoacana. No se puede dejar de mencionar a Mariana Valencia de Cocina M, en Uruapan.En Morelia hay que emprender un peregrinaje por carnitas Don Raúl, o encaminarse de filón hasta Quiroga para probarlas confitadas en cazo de cobre. Ante una señora con una cubeta de charales hay detenerse por un taquito de tortilla de maíz, un puñito de charales fritos y unas gotitas de limón –poquita, porque no queremos críticas–. De mañana hay que estar por la catedral o el mercado y sentarse en uno de esos locales con nombres de mujeres para ser provistos de platos de plástico rojo y unos uchepos con los sabores del elote, unas corundas con la trinidad mexicana de la garnacha –crema, salsa y queso– y un atolito dulce.Yo no me pierdo la sopa tarasca para el medio día o las atapakuas purépechas, parecidas al mole; se preparan semillas como el cacahuate o la pepita de calabaza y van acompañados de verduras y carne. En Lu me gusta probar las enchiladas morelianas de pato que inhabilitan cualquier tipo de insatisfacción. El arquitecto Fernando prefiere la xanducata (una especie de pipián elaborado también con pepita), las jahuácatas (una corunda preparada en capas y que lleva frijoles) y por supuesto, el aporreadillo de Tierra Caliente. Como gran conocedor de la gastronomía de aquel estado habla del churipo purépecha (un plato de cuchara), del mole de queso y el conejo estirado, tradicional de Corpus Christi.A la hora del postre la gastronomía michoacana ofrece variedad. Los chongos zamoranos, la fruta en conserva y los ates pueden conseguirse en las tiendas que resguardan mujeres ataviadas con vestidos virreinales. Lucero Soto dice que cuando el antojo llama a mitad de calles hay que recurrir al gazpacho moreliano.Yo no dejo el estado sin comerme unas morelianas de cajeta, nuez y papel estrella o sin buscar por cielo, mar y tierra la mejor heladería, esa que venda una buena nieve de pasta de gusto avainillado, tradicional de Pátzcuaro. Cuando llega la hora pido uno doble. Y es que Michoacán, nada de sencillo. Eso nunca.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD