Tips para cocinar con Almendras
Tips de Cocina

Tips para cocinar con Almendras

Por Kiwilimón - Agosto 2011

Seguramente más de una vez hemos escuchado que las almendras “engordan” a quienes las consumen, y si bien, es cierto que aportan ciertas cantidades calorías ya que están compuestas por un 52% de grasas, también es verdad que la grasa que aporta es de tipo monoinsaturada, es decir, que reduce el colesterol y previene enfermedades cardiovasculares. Además, el consumo de almendras aportan grandes beneficios para salud; contienen grandes cantidades de vitamina B, vitamina E, minerales esenciales como el zinc y calcio, proteínas vegetales, aminoácidos y hierro. Como podrás ver, las aportaciones que las almendras brindan a nuestra salud son increíbles, por eso a continuación de damos algunos tips para que cocinarlas te sea más fácil.

Para tostar almendras

Al horno

Precalienta el horno a 177° C y forra una bandeja para horno de papel aluminio. Rebana aproximadamente ½ taza de almendras en laminas y extiende una capa de ellas sobre la bandeja, ten cuidado de que no se encimen unas con otras. Deja que se tuesten en el horno de 10 a 12 minutos. Presta atención al color marrón que deben tomar y al aroma a frutos secos del que tu cocina se impregnará cuando estén listas. Por último deja enfriar.

En microondas

En una taza, vierte ½ cucharadita de mantequilla y ½ taza de almendras de modo que se cubran por completo; a continuación extiende las almendras en un plato apto para el uso de microondas y forma una capa plana. Programa el microondas por un minuto en un nivel alto. Retira y revuelve. Puedes volver a repetir en caso que sea necesario, ten cuidado con el tiempo, pues las almendras se tuestan rápidamente. Finalmente deja enfriar.

Para salarlas

Al horno

Coloca agua con sal en un tazón y calienta. Procura usar unas 4 cucharadas por litro. Cuando el agua del tazón comience a hervir, retíralo del fuego y agrega las almendras, éstas deben quedar cubiertas por el agua. Deja reposar de 5 a 7 minutos, escurre y vierte en una bandeja para horno, cuando comiencen a hacer un pequeño ruido como de choque entre ellas dale unas vueltas ayudándote con una cuchara de madera para evitar que se peguen entre ellas. Retira y deja enfriar cuando estén cocidas.

En microondas

Coloca las almendras crudas y peladas en una taza apta para microondas, sala a gusto y tápalas. Programa el microondas unos 2 minutos. Asegúrate de darle vueltas para lograr una uniformidad. Vuelve a calentar por 2 minutos. Retira y deja enfriar.

Pélalas fácilmente

Pon abundante agua al fuego, cuando ésta hierva introduce las almendras, deja que es escalden alrededor de un minuto. Escurre y comienza a pelar almendra por almendra. Con ayuda de tus dedos índice y pulgar da pellizcos en el extremo para romper la cutícula, mueve los dedos en direcciones contrarias. Así la piel de la almendra se soltará con mucha facilidad.

También te recomendamos las siguientes recetas con almendras:

Pastel de Almendras: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/pasteles/pastel-de-almendras?id=762&categoria=Postres&titulo_corto=pastel-de-almendras  

Panqué de Almendra y Moras: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/panques/panques-con-frutas/panque-de-almendra-y-moras

Arroz con Champiñones y Almendras: http://www.kiwilimon.com/receta/guarniciones/arroz-con-champinones-y-almendras?id=212&categoria=Guarniciones&titulo_corto=arroz-con-champi%C3%83%C2%B1ones-y-almendras Spagetti con Crema de Limón y Almendras: http://www.kiwilimon.com/receta/pastas/spagetti-con-crema-de-limon-y-almendras?id=622&categoria=Pastas&titulo_corto=spagetti-con-crema-de-limon-y-almendras  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Mientras estamos aislados, preocupados por nuestra salud y la de nuestros seres queridos, además de mil cuestiones más, es increíble pensar en que además estemos consternadas por cómo bajar de peso rápido. Pero pasa. Aunque no queramos, el cambio en nuestra rutina, la ansiedad que produce la situación nos afecta y lo hace directamente en nuestros hábitos alimenticios, o en nuestras ganas de hornear pan de plátano todo el tiempo...Porque la comida muchas veces es una forma de apapacharnos cuando nos sentimos mal y además de eso, cumple una función vital: nutrirnos.Las preocupaciones sobre el peso están profundamente arraigadas en nuestra cultura, pero la verdad es que hay muchísimas otras cosas de qué preocuparnos en este momento, desde mantenerse saludable y educar a los hijos en el hogar, hasta la economía familiar y del país, e ir por el súper sin contagiarse. Preocuparse por subir de peso durante una pandemia sólo aumentará tu estrés.Así que nada como consultar a un profesional para guiarnos con las comidas durante estos tiempos complicados y dejar de temerle a unos cuantos kilos de más.Entre las primeras recomendaciones que nos da Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especialista en diabetes, se encuentra algo básico: NO saltarse comidas y ser más conscientes de los alimentos que elegimos. “Justo en estos momentos de incertidumbre, aburrimiento, estrés y ansiedad, nos dedicamos a consumir alimentos procesados, o con altas cantidades de azúcares, lo que nos puede llevar a un aumento significativo de peso, por lo que te recomiendo no saltarte comidas y elegir snacks saludables como pepino, jícama, zanahoria, gelatina sin azúcar, nueces, cacahuates o almendras en pequeñas porciones”.La clave está en ser más conscientes de aquello que elegimos para nuestro cuerpo. Si te ha costado trabajo balancear tus alimentos durante la cuarentena, lo que la nutrióloga clínica recomienda es planear tus comidas a partir a partir de los tres grupos de alimentos, es decir, incluir uno de cada grupo:Carbohidratos: tortilla, tostadas horneadas, salmasProteína: pollo, pescado, atún, mariscos, queso, huevo, carnes magras de res o cerdo.Lípidos: grasas monosaturadas como aguacate, aceite de oliva, pistaches, almendras o nueces.Por ejemplo, este podría ser un menú práctico e ideal para guardar la distancia en casa: Para el desayuno, unos huevos duros con nopales y salsa verde, acompañados de un par de tortillas; complementa con una taza de uvas.Para la comida, una sopa de setas, un salpicón de atún con tostadas horneadas, medio aguacate y de postre una taza de fresas con una cucharadita de crema light.Para la cena, una sincronizada enchilada con dos tortillas de maíz, queso panela, jamón de pechuga de pavo adobada con salsa chipotle.Tres alimentos que no deberían faltarte en casa durante el encierroDurante la cuarentena, hacer súper ha cambiado por completo, pero el consejo de una nutrióloga es que no te deben faltar alimentos que refuercen tu sistema inmunológico. En específico, ella recomienda comprar frutos rojos (arándanos, frambuesas, fresas, grosella, uva), que “contienen propiedades antitumorales, por su capacidad de reducir y contrarrestar el estrés de oxidación y de la inflación”; kale (o col rizada), que es “fuente de calcio, vitamina C y actúa directamente en el sistema inmunológico”, además contiene “vitamina A, vitamina K, hierro, y propiedades antiinflamatorias y antioxidantes”, por último, cítricos como kiwi, naranja, limón y toronjas, todos muy “ricos en vitamina C, que ayudan a nuestras defensas a protegernos de infecciones”. Prueba hacer una ensalada de kale, arándano y almendra.Ahora que, si eres de esas personas que no han podido parar de hornear panqué de plátano, no te preocupes, este súper poder también se puede disfrutar con otros platillos, como recomienda Asencio. Si ya le perdiste el miedo al horno, ten en cuenta que “hornear los alimentos tiene muchas ventajas, como potencializar el sabor, conservar los nutrientes y utilizar menos grasa”. Ella te recomienda buscar y preparar “recetas con tortilla, que tiene un bajo índice glucémico y te dejan satisfecho por más tiempo. Por ejemplo, pastel azteca o enchiladas al horno”. También puedes deshidratar verduras y frutas para tener chips al horno de zanahoria, calabaza y manzana, que te pueden funcionar perfecto como snack durante el día. Si no puedes dejar de picar, intenta hacerlo con alimentos como palomitas naturales, jicaletas, pepinos, y no te preocupes, porque la nutrióloga Jennifer Asencio también nos dio opciones para el postre: gelatina light, manzana con queso cottage o helado de yogurt con arándanos.Lo más importante es que elijas tus alimentos consciente de que su función es nutrirte y que recuerdes que son tiempos duros, en los que quizá preocuparte por bajar de peso está de más.
¿A quién no se le hace agua la boca cuando piensa en unos ricos camarones empanizados? La realidad es que muy pocas personas saben cómo lograr un empanizado perfecto, sobre todo, cuando se trata de utilizar ingredientes distintos al pan, aceite y harina. Por eso te mostramos 4 alternativas para empanizar saludablemente los alimentos. Empanizado con Avena Si alguna vez te has preguntado “¿con qué puedo empanizar si no tengo pan?”, utiliza un ingrediente saludable y muy básico que todos tenemos en la cocina: la avena. Puedes molerla con un poco de sal, pimienta y aceite de oliva o empanizar milanesa de pollo con las hojuelas enteras. Puedes empanizar tus alimentos con avena ya que ésta, además de tener altas propiedades de fibra, también contiene hierro, magnesio, zinc, fósforo y brinda más ácidos grasos que otros cereales, según explica la Fundación Española de la Nutrición (FEN). Empanizado con Quinoa Si tienes antojo de pescado empanizado, la quinoa es otro sustituto de pan ideal para cuidar de la salud pues tal como ha informado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), empanizar con quinoa brinda a los alimentos hasta un 23% más de proteínas, aporta minerales como calcio, hierro, magnesio y vitaminas C, E, B1, B2. En caso de que utilices quinoa para tus alimentos, puedes empanizar sin huevo y reemplazarlo con un poco de leche o hacer una mezcla de quinoa, sal, pimienta y mostaza y así pegar la quinoa con aceite de oliva. El salmón queda particularmente bueno de esa manera. Empanizado con Almendra Las almendras son el fruto seco con más alto índice de proteína y con más grasas monoinsaturadas, además de vitamina E, calcio, hierro, zinc, potasio, magnesio y fósforo, así que también son una excelente alternativa para empanizar sin pan. Cabe mencionar que además de almendras, puedes utilizar otras nueces y éstas le brindarán una textura extracrujiente a tus platillos, además de añadir más sabor a tus aceites vegetales. En este caso es mejor si trituras por completo las almendras y las pegas con mostaza a tus guisados. Prueba este pescado empanizado con almendras, ¡te encantará!Empanizado con Amaranto Existen muchos tipos de empanizado, y con el amaranto, ese cereal pequeñito con el que hacen las alegrías, se pueden lograr platillos deliciosos y muy nutritivos. El amaranto es una excelente fuente de proteínas, vitaminas, minerales y posee ácido fólico y aminoácidos esenciales como el omega, Vitamina C, calcio y magnesio, según indica la organización México Tierra de Amaranto AC. Para empanizar con amaranto puedes auxiliarte de harina o panco y un poco de aceite y de cualquier manera, la comida quedará muy saludable, como con estos deditos de pescado empanizado con amaranto.¿Listo para probar estas 4 alternativas para empanizar saludablemente tus alimentos? ¿Qué tipo de empanizado se te antoja probar primero?
El arroz y los frijoles son dos de los granos que nos han acompañado por mucho tiempo y que son conocidos en todo el mundo.Tan sólo el arroz es el tercer cereal más producido en el mundo, mientras que el frijol es nativo de México (también de Guatemala y El Salvador) y cultivado en todo el mundo.No es raro comer cada uno como guarnición a diversos guisos, pero comerlos juntos también es una forma popular no sólo en México, sino en varias partes de América Latina.Tan sólo de Cuba nos llegan los moros y cristianos, platillo famoso mundialmente a base de arroz con frijoles, que cuenta además con otra versión llamada Congri, aunque no son lo mismo.De ellos, podemos saltar a México, en específico a Michoacán, donde el arroz cocido se come con frijoles refritos caldosos, acompañados de una salsa hecha con jitomate, ajo y chile verde, y se llama Morisqueta.Si bajamos un poco, en Centroamérica tenemos el Gallo Pinto, característico en Nicaragua y Costa Rica, aunque diferente en su preparación en cada país, pues en el primero, el plato no incluye el caldo de los frijoles y su consistencia es similar a la del picadillo.Por su parte, el arroz con habichuelas es característico del Caribe, en particular, de Puerto Rico y República Dominicana. Este consiste en arroz blanco con frijoles marrones, o habichuelas rosadas, como son conocidas allá.En Perú existe el Tacu Tacu, un platillo que aprovecha las sobras de los alimentos por tradición y que resulta en una combinación deliciosa de los cereales con ají, y que suele servirse con huevo, carne o pollo.Y como estos platillos, existen muchos otros más, en toda América Latina, preparados, nombrados y acompañados de maneras diversas en cada lugar, pero todos con la misma base: el arroz y los frijoles.Si amas el arroz, puedes comerlo en todas estas versiones:Arroz con Leche CremosoArroz con Brócoli y QuesoArroz Rojo con VegetalesSi lo tuyo son los frijoles, pruébalos así:Tortitas de Frijoles NegrosEnsalada de Nopal con FrijolesFrijoles Charros con Chorizo
Pasar tiempo en casa puede ser complicado, pero si eres de las personas a las que les gusta ver el vaso medio lleno, encontrarás que hay varias actividades en casa que pueden ayudarte a mantenerte activo e incluso quemar calorías, sin necesidad de buscar rutinas de ejercicio.No tienes por qué sentirte culpable si ahora no puedes ir a tus sesiones de yoga o crossfit, o por no haber podido correr 5 kilómetros, porque puedes mejorar tu estado físico simplemente manteniendo tu casa limpia y ordenada.Consulta nuestras recetas keto, si buscas ideas para seguir este tipo de dieta.Por ejemplo, una persona promedio puede quemar hasta 220 calorías después de sólo media hora de quehaceres domésticos simples. Esto es lo mismo que una clase de aeróbics de alto impacto y más que una clase de yoga.De acuerdo con Pete McCall, fisiólogo del American Council on Exercise, existe investigación que ha mostrado que “las personas que están físicamente activas durante el día pueden quemar 300 calorías adicionales por día”.La explicación de estas 300 calorías adicionales por día puede provenir de lo que se llama termogénesis de actividad sin ejercicio, que explica la energía que se gasta cuando no estás durmiendo, comiendo o haciendo actividades físicas estructuradas como correr o hacer deporte.Este tipo de actividades incluye cosas como caminar o andar en bicicleta para transportarse, escribir en la computadora, trabajar en el patio y limpiar la casa.Así que presta atención, porque con estas actividades en casa que sí queman calorías, te ayudaremos a motivarte a limpiar con muchas ganas.Trapear pisos puede quemar 170 calorías por horaBarrer puede quemar hasta 156 calorías por hora.La limpieza de superficies puede quemar hasta 136 calorías por hora.Pasar la aspiradora por una hora quema 170 calorías.Quitar el polvo durante una hora quema 166 calorías.Lavar el auto quema 314 calorías por hora.Limpiar ventanas durante una hora quema 231 calorías.Subir las compras por las escaleras puede quemar hasta 440 calorías por hora.Como puedes ver, tienes que hacer esto con enjundia y por al menos una hora, así que prepárate para una limpieza profunda.Si quieres aumentar el nivel, cuando estés lavando los platos, puedes intensificar la quema de calorías si te paras sobre una pierna, por ejemplo.Si buscas trabajar más duro, pon música mientras trapeas y baila como si nadie estuviera mirando (bailar puede quemar hasta 219 calorías si pesas alrededor de 72 kilos).Entonces tal vez la próxima vez que te toque lavar los platos ya no te dé flojera y pienses en que esa simple actividad casera te mantiene en forma sin tener que ir al gimnasio.No olvides mantener una dieta balanceada, aquí te dejamos unos consejos de una nutrióloga para lograr comer bien durante la cuarentena.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD