Tips para cocinar con Almendras
Tips de Cocina

Tips para cocinar con Almendras

Por Kiwilimón - August 2011

Seguramente más de una vez hemos escuchado que las almendras “engordan” a quienes las consumen, y si bien, es cierto que aportan ciertas cantidades calorías ya que están compuestas por un 52% de grasas, también es verdad que la grasa que aporta es de tipo monoinsaturada, es decir, que reduce el colesterol y previene enfermedades cardiovasculares. Además, el consumo de almendras aportan grandes beneficios para salud; contienen grandes cantidades de vitamina B, vitamina E, minerales esenciales como el zinc y calcio, proteínas vegetales, aminoácidos y hierro. Como podrás ver, las aportaciones que las almendras brindan a nuestra salud son increíbles, por eso a continuación de damos algunos tips para que cocinarlas te sea más fácil.

Para tostar almendras

Al horno

Precalienta el horno a 177° C y forra una bandeja para horno de papel aluminio. Rebana aproximadamente ½ taza de almendras en laminas y extiende una capa de ellas sobre la bandeja, ten cuidado de que no se encimen unas con otras. Deja que se tuesten en el horno de 10 a 12 minutos. Presta atención al color marrón que deben tomar y al aroma a frutos secos del que tu cocina se impregnará cuando estén listas. Por último deja enfriar.

En microondas

En una taza, vierte ½ cucharadita de mantequilla y ½ taza de almendras de modo que se cubran por completo; a continuación extiende las almendras en un plato apto para el uso de microondas y forma una capa plana. Programa el microondas por un minuto en un nivel alto. Retira y revuelve. Puedes volver a repetir en caso que sea necesario, ten cuidado con el tiempo, pues las almendras se tuestan rápidamente. Finalmente deja enfriar.

Para salarlas

Al horno

Coloca agua con sal en un tazón y calienta. Procura usar unas 4 cucharadas por litro. Cuando el agua del tazón comience a hervir, retíralo del fuego y agrega las almendras, éstas deben quedar cubiertas por el agua. Deja reposar de 5 a 7 minutos, escurre y vierte en una bandeja para horno, cuando comiencen a hacer un pequeño ruido como de choque entre ellas dale unas vueltas ayudándote con una cuchara de madera para evitar que se peguen entre ellas. Retira y deja enfriar cuando estén cocidas.

En microondas

Coloca las almendras crudas y peladas en una taza apta para microondas, sala a gusto y tápalas. Programa el microondas unos 2 minutos. Asegúrate de darle vueltas para lograr una uniformidad. Vuelve a calentar por 2 minutos. Retira y deja enfriar.

Pélalas fácilmente

Pon abundante agua al fuego, cuando ésta hierva introduce las almendras, deja que es escalden alrededor de un minuto. Escurre y comienza a pelar almendra por almendra. Con ayuda de tus dedos índice y pulgar da pellizcos en el extremo para romper la cutícula, mueve los dedos en direcciones contrarias. Así la piel de la almendra se soltará con mucha facilidad.

También te recomendamos las siguientes recetas con almendras:

Pastel de Almendras: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/pasteles/pastel-de-almendras?id=762&categoria=Postres&titulo_corto=pastel-de-almendras  

Panqué de Almendra y Moras: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/panques/panques-con-frutas/panque-de-almendra-y-moras

Arroz con Champiñones y Almendras: http://www.kiwilimon.com/receta/guarniciones/arroz-con-champinones-y-almendras?id=212&categoria=Guarniciones&titulo_corto=arroz-con-champi%C3%83%C2%B1ones-y-almendras Spagetti con Crema de Limón y Almendras: http://www.kiwilimon.com/receta/pastas/spagetti-con-crema-de-limon-y-almendras?id=622&categoria=Pastas&titulo_corto=spagetti-con-crema-de-limon-y-almendras  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
A veces lo más sencillo es lo mejor, incluso cuando se trata de productos para el cuidado del cabello, como usar ingredientes de cocina para hidratarlo, por ejemplo, aceites naturales como el de coco o el de oliva.Usar ingredientes naturales como remedios caseros para el pelo tiene muchos beneficios, pues te permitirá evitar los productos químicos, al mismo tiempo que nutre y fortaleces el cabello, y consigues un aspecto y un olor fantásticos en él.Los productos de belleza ecológicos están ganando popularidad rápidamente, con más mujeres que nunca queriendo usar productos naturales, así que aquí te dejamos algunos de los mejores aceites para la salud del cabello que se pueden usar directamente sobre la piel y el cabello, además de en la cocina. Aceite de olivaEl aceite de oliva es extremadamente versátil, pues se puede tomar en ayunas, es un gran aderezo, funciona bien para cocinar y además tiene propiedades protectoras e hidratantes, con las cuales cubre el tallo del cabello y protege la queratina. También tiene propiedades exfoliantes y anticaspa cuando se combina con jugo de limón. Cuando se usa regularmente, el aceite de oliva puede reemplazar la necesidad de usar acondicionador y otros productos para alisar el cabello. El aceite de oliva virgen extra orgánico es el mejor, ya que es rico en antioxidantes naturales y no contiene ningún ingrediente químico.Si tienes el cabello dañado, sin brillo, secos o con frizz, o tienes tendencia a la caspa, el aceite de oliva puede ser perfecto para ti, además, usarlo te protegerá contra el daño por calor, te dará una apariencia elegante y brillante, hidratará y le dará al cabello dañado y quebrado una apariencia saludable.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo aplica una o dos cucharadas y cubre tu cabello con un gorro para bañarse durante unos 30 minutos. Después lava bien el cabello con champú y enjuágalo con agua fría. No es necesario usar acondicionador después de un tratamiento con aceite de oliva. Aceite de cocoEl aceite de coco contiene grandes cantidades de ácidos grasos que le permiten penetrar profundamente en el cabello sin evaporarse. Es rico en carbohidratos, vitaminas y minerales que son esenciales para la buena salud del cabello. Además, está disponible en varias variedades diferentes, como refinado, sin refinar y virgen extra, y es uno de los mejores aceites para el crecimiento del cabello.Lo mejor será usar aceite de coco orgánico y se puede usar en el cuero cabelludo graso si aplicas sobre el cabello, pero no en las raíces. Si tu cuero cabelludo es seco, sí puedes aplicar en raíces también. Deja actuar durante al menos 30 minutos y luego lava con tu champú sin alcohol habitual. Tratar tu cabello una vez a la semana con aceite de coco ayudará a protegerlo contra el daño y lo mantendrá con un aspecto saludable y brillante, además de que funciona bien para quienes desean reparar el cabello quebradizo y las puntas abiertas, y se recomienda para personas con crecimiento lento del cabello.Aceite de girasolEl aceite de girasol tiene un alto contenido de ácido oleico, lo que lo hace ideal para el cabello roto. Sus propiedades antiinflamatorias también lo hacen adecuado para pieles sensibles y propensas a la caspa. Úsalo como tratamiento sin enjuague y aplícalo en el cuero cabelludo antes de lavar tu cabello con champú y deja actuar durante 30 minutos o más. También puedes agregar unas gotas a tu acondicionador o aplicarlo directamente en las puntas del cabello después del champú. Esto ayudará a hidratar el cabello, prevenir la caspa y el cuero cabelludo seco, y dejará tu cabello suave y brillante.Aceite de aguacateEl aceite de aguacate es rico en ácidos grasos y minerales, por lo que es ideal para fortalecer el cabello. Contiene antioxidantes y vitamina E, por lo que es excelente para controlar el frizz, retener la humedad y aumentar el brillo.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo tienes que cubrir tu cabello con una o dos cucharadas de aceite de aguacate y dejarlo actuar como una mascarilla para el cabello hasta por 3 horas. Luego sólo enjuaga y obtendrás un cabello sedoso.
Si te preguntan cuál es tu comida favorita de tu país y eres mexicano, hay mucho de dónde escoger. Podemos nombrar desde el mole (en todas sus versiones), los tacos al pastor, los tamales, hasta el rey de reyes, con el cual el mundo coincidirá contigo que es el mejor platillo del mundo en 2021: la cochinita pibil.La cochinita pibil es una comida típica de Yucatán y es parte de nuestra herencia prehispánica; antes se cocinaba en un horno de tierra llamado pib, se preparaba con carne de venado o de faisán y este platillo se usaba como ofrenda en el hanal pixán, o comida de las ánimas, una tradición maya para recordar a los muertos.Con la mezcla de culturas, se comenzó a hacer con carne de cerdo y así tenemos la clásica cochinita pibil, la cual es hoy considerada el mejor platillo del mundo con una calificación de 4.7 de 5 puntos.Nuestra cochinita quedó por encima de la picaña de Brasil; un platillo de Polonia llamado Pierogi Ruskie, el cual consiste en unos dumplings rellenos de papa y queso; el Massaman Curry de Tailandia, una combinación de leche de coco cremosa, carne, papas y una pasta de curry hecha con especias tostadas, y una pasta al pesto, Trofie al pesto, de Italia.Esta no es la primera vez que la comida mexicana se roba el título en este top 100 realizado por Taste Atlas, el cual revela los 100 mejores platos nacionales y regionales emblemáticos del mundo según más de 100 mil valoraciones de usuarios en su plataforma. En 2019, los tacos al pastor se ganaron el primer lugar.Además, dentro de este mismo año, otros platillos mexicanos entraron en el conteo, como el alambre, en el lugar 93 con 4.26 puntos; el pozole, en el número 58, con 4.35 puntos, y las enmoladas, en la posición 27, con 4.47 puntos. ¡La gastronomía mexicana tiene muchísimo que ofrecer!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD