Usos del papel aluminio
Tips de Cocina

Usos del papel aluminio

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
El papel aluminio es un buen auxiliar en la cocina y que ofrece muchos usus prácticos, de los cuales aquí les mencionamos algunos que serán de gran utilidad: - Hornee una pasta perfecta Evite que los bordes de sus tartas o bizcochos se quemen, cubriéndolos com tiras da papel de aluminio. El papel impiede que los bordes se doren en exceso mientras que el resto de su tarta se dora perfectamente. - Haga moldes para hornear de formas especiales Haga un pastel de cumpleaños con forma de osito, o uno con forma de corazón, de árbol de navidad o de la forma que desee. Moldee la forma deseada con dos capas de papel de aluminio muy resistente dentro de un molde para pastel grande. - Ablande el azúcar morena Para que el azúcar morena recupere su forma granulada original, rompa un pedazo, envuélvalo en papel aluminio y hornéelo a 150ºC durante cinco minutos. - Decore una tarta ¿No tiene a mano una manga de repostería? No hay problema. Forme un tubo con un pedazo de papel de aluminio resistente y llénelo de azúcar glas. Ventaja: Así no tendrá que limpiar la bolsa, bastará com tirar el papel. - Haga un ensaladera extra grande Si há invitado a la mitad del vecindario a cenar, pero no tiene un bol para tanta ensalada, tranquilícese. Forre el fregadero con papel aluminio, ¡y saque el molde! - Atrape las gotas de helado Evite que los chicos ensucien su ropa, o su casa, envolviendo la parte inferior de cucurucho del helado (o un trozo grande se sandía) con un pedazo de papel de aluminio antes de dárselos. - Mantenga caliente el pan ¿ Desea mantener el calor del pan recién salido del horno hasta la hora de la cena o del picnic? Entonesm, antes de llenar su cesta, envuelva los panes en una servilleta de tela y coloque una capa de papel de aluminio debajo. El papel de aluminio reflejará el calor y mantendrá su pan calientito durante bastante tiempo. Recetas de cocina recomendadas:Galletas de Mantequilla con MermeladaBetun para Decorar GalletasTorta de EloteGelatina Bicolor
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En Matías Romero 98, en el corazón de la colonia Del Valle en la Ciudad de México, se encuentra Alay Alay Taquera de Medio Oriente, una taquería que rompe estereotipos y convenciones. Alay Alay no es la típica taquería chilanga y sus tacos no son como los clásicos tacos árabes de Puebla. En Alay Alay, la chef Andrea Sayeg es quien rebana el shawarma para preparar deliciosos tacos que fusionan sabores mexicanos con la tradición culinaria de Medio Oriente.El concepto de Alay Alay se puede definir como un viaje a través de los sabores de Medio Oriente, pues el menú retoma técnicas y sabores tradicionales de países tan diversos como Líbano, Yemen, Israel, Egipto y Siria dándoles un toque mexicano. “Decidimos no cerrarnos a que el concepto de Alay Alay fuera comida auténtica de Medio Oriente”, explica la chef. “Intentamos adaptar esos sabores al paladar mexicano a través del uso de chiles y salsas o de la presencia de platillos mexicanos como costras o quesadillas con toques y sabores de Medio Oriente”.En Alay Alay encontrarás entradas muy tradicionales como eftoyers, jocoque y hummus, al menos ocho opciones diferentes de tacos—shawarma de cerdo con especias yemenitas, shawarma estilo libanés, kebab kafta, yala yala, hayito, falafel, bistec de res y pechuga de pollo—con sus respectivas variantes chilangas en quesadilla y costra de pan árabe, postres típicos como cigarros marroquíes, dulce de pasta árabe y knafe, y cinco bebidas con sabores típicos de Medio Oriente—lemon khiar, haram haram, Beirut, alloz de chabacano y la taquera.Cada miércoles, Alay Alay organiza las Industry Nights, una noche dedicada a crear comunidad dentro de la industria gastronómica en la que puedes disfrutar del menú de Alay Alay a un precio más accesible y degustar novedosos cócteles de bartenders reconocidos—próximamente participarán Izzy Ortega y Mica Rosseau—, mientras que los fines de semana puedes apreciar el icónico trompo de shawarma en todo su esplendor. Además del menú fijo, Alay Alay ocasionalmente ofrece un menú temporal en colaboración con chefs distinguidos—la última colaboración fue con la chef Somsri Raksamran de los restaurantes Galanga Thai House, Kiin Thai-Eatery y Pin-Tó Thai to Go.Aventúrate a probar el refrescante alloz de chabacano, una bebida tradicional libanesa hecha a base de almendra, chabacano y pistache, el inigualable taco yala yala, un delicioso taco de pollo frito bañado en muhammara—una espectacular salsa siria hecha a base de frutos secos, granada y pimientos—y coronado con ensalada de lechuga y granada, y el irresistible knafe, un pequeño pastelillo de pasta kataifi relleno de queso mascarpone, frutos secos y jarabe de chabacano acompañado de helado de pistache.La taquera, rompiendo estereotipos y convenciones un taco a la vez“Siempre me ha gustado estar en la cocina. Es mi lugar favorito” confiesa la chef Andrea Sayeg y agrega que su abuela materna la inspiró a dedicarse profesionalmente a la cocina: “Siempre veía cocinar a mi abuela y a mí me gustaba estar en la cocina. Entonces, la gastronomía siempre ha estado muy marcada en mi vida”.Por si fuera poco, los sabores de Medio Oriente han estado presentes en la vida de la chef desde que era pequeña, pues sus bisabuelos maternos y paternos llegaron a Valladolid, Yucatán, provenientes de diferentes ciudades de Líbano—Maryayún, Trípoli y Beirut—durante las grandes migraciones de principios del siglo XX. “El pan árabe, el jocoque, son elementos de la dieta diaria. Si hay una ocasión especial, hacemos comida árabe”, menciona Andrea.“Siempre quise tener una taquería; desde niña fue mi sueño, uno que comparto con mi papá”, señala la joven chef y taquera quien, tras seis años de trabajo dentro del grupo Bull & Tank del chef Daniel Ovadía y perfeccionar su conocimiento de la culinaria de Medio Oriente en las cocinas de Nudo Negro y Merkavá, decide emprender un proyecto independiente junto con Andrés Muro y honrar su herencia libanesa: Alay Alay, Taquera de Medio Oriente.Con Alay Alay la chef Andrea se une a las filas de mujeres taqueras, un gremio que, asegura la chef, continuará creciendo durante los siguientes años. Coincidentemente, el nombre de Alay Alay, Taquera de Medio Oriente, antes Yala Yala Taquera de Medio Oriente, viene de un juego de palabras en árabe que se traduce como “¡Vamos, vamos!” en español, mientras que el logo de la taquería es Andrea, la taquera de Medio Oriente, dos guiños hacia ese gremio de mujeres taqueras que rompe estereotipos y convenciones un taco a la vez.
El consumo diario de calorías debe estar en equilibrio con el gasto energético y, en promedio, una mujer moderadamente activa entre los 26 a 50 años necesita comer aproximadamente 2000 calorías por día para mantener su peso y unas 1500 al día para perder alrededor de medio kilo por semana.Sin embargo, el cuerpo y el metabolismo de todos es diferente y para poder saber exactamente cuántas calorías hay que consumir al día para perder peso, hay que considerar factores específicos, como la edad, la altura, el peso, si practicas actividad física e incluso el sexo y ya existen calculadoras que te ayudan a obtener un estimado de las calorías que necesitas para mantener tu peso, como la del Instituto Mexicano del Seguro Social.¿Cómo saber cuántas calorías consumir al día para perder peso?Tomando en consideración los factores que mencionamos antes, las mujeres que están activas y caminan alrededor de 5 kilómetros por día necesitarán consumir 2200 calorías o más diariamente para mantener su peso y al menos 1700 calorías para perder 0.45 kg de peso por semana.Pero si se trata de mujeres jóvenes, en sus 20, entonces las necesidades calóricas son mayores, mientras que las mujeres mayores de 50 años generalmente requieren menos calorías. Por último, este tipo de estimaciones no aplican a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, pues ellas tienen necesidades calóricas significativamente más altas.Aunque la idea de que controlar las calorías es clave para perder peso es muy popular, en la actualidad los expertos en nutrición se inclinan más por comprender lo que estás consumiendo y a partir de eso, comer con responsabilidad. Claro que las calorías son importantes, pero contar calorías puede ser un lastre, en el mejor de los casos, o una práctica peligrosa, en el peor, pues hacerlo hace que te concentres en los números en lugar de disfrutar de la comida y puede ser peligroso prestar atención a los recuentos de calorías hasta obsesionarse con ellos. Esta es la razón principal por la que, para cualquier persona con antecedentes de trastornos alimentarios, el conteo de calorías puede ser algo que debe evitar.Recuerda que querer bajar de peso implica mucho más que contar calorías: abarca el ejercicio, cómo duermes, qué tan estresada estás y algunos problemas de salud que es posible que no pueda controlar, como los cambios hormonales. Por eso, si perder peso es tu objetivo, es importante que reconozcas que este es un proceso individual, en el cual tú debes descubrir cómo hacerlo de una manera saludable y adecuada para ti. Asegúrate de que tus objetivos sean realistas para tu cuerpo, así como la cantidad de tiempo y energía que tienes que dedicar al proceso.Más allá de que busques saber cuántas calorías debes consumir al día para perder peso, es posible que invertir mucho tiempo analizándolas no sea tan útil como lo esperas y a continuación te damos algunas razones:No sabes cuántas calorías necesitas. Para contar con precisión las calorías para perder peso, necesitarías conocer su tasa metabólica basal o cuántas calorías quema tu cuerpo cada día simplemente para mantenerse vivo y mantener todos sus sistemas en funcionamiento, este estudio requiere de una pieza de maquinaria muy cara y no tan accesible.No sabes cuántas calorías absorbe tu cuerpo de la comida. No todas las calorías son iguales. Todo, desde cómo se procesan los alimentos hasta la cantidad de fibra que contienen, determina cuántas calorías absorberás de ellos. Además, incluso las bacterias del intestino pueden influir en la forma en que digieres los alimentos y en la cantidad de calorías que obtienes de ellos.Puede que el recuento de calorías en los empaques no sea preciso. Las instituciones que se encargan de esto suelen permitir hasta 20 por ciento de margen de error en los números de las etiquetas nutricionales, en las que probablemente confías para contar muchas de tus calorías.Contar calorías hacer que ignores las señales de hambre. Centrarse en las calorías puede hacer que te olvides de cómo te sientes realmente antes de comer: hambrienta, aburrida, estresada, ansiosa y estas señales de hambre juegan un papel importante para llevar una dieta equilibrada.
Pasillo de Humo es un pequeño rincón de Oaxaca en la Ciudad de México, además, es el lugar perfecto para adentrarse en la gastronomía oaxaqueña con sus deliciosas tlayudas, moles y cócteles. La legendaria Celia Florián, una de las cocineras tradicionales más importantes y galardonas de nuestro país y la mente maestra detrás del restaurante Las Quince Letras en Oaxaca, junto con su hijo Alam Méndez, quien llevó la comida oaxaqueña a Washington, fueron los encargados de traernos la auténtica cocina oaxaqueña a la Ciudad de México. Los platillos que podrás encontrar en Pasillo de Humo son una versión contemporánea de la comida oaxaqueña, pero siempre con el sabor que caracteriza esta tradición culinaria. A través de sus recetas, Celia y Alam se han dado a la tarea de demostrarle al mundo que la comida tradicional oaxaqueña es tan compleja y esplendorosa como cualquier otra. Para comenzar tu viaje a través de la tradición culinaria de Oaxaca, te recomiendo los molotes istmeños de plátano macho con mole rojo, son el balance perfecto entre dulce y picoso, un digno representante de la comida oaxaqueña. Para el plato fuerte, puedes probar la crujiente y deliciosa tlayuda de chorizo y chapulines, el aromático mole rojo, la decadente panceta de cerdo con mole manchamanteles o el mole amarillo de res. Cada uno de estos postres te enamorarán de la gastronomía oaxaqueña bocado a bocado. Pasillo de Humo también ofrece una increíble selección de cócteles y los mejores mezcales. Te recomiendo el cóctel con chepiche, mezcal, pepino y limón. Aunque también puedes pedir el tradicional chocolate oaxaqueño. Para el postre, te sugiero probar el clásico tamal de chocolate. Si visitas este pedacito de Oaxaca a la hora de desayuno, no te puedes perder el pan dulce y el chocolate caliente. Luego puedes pedir la cazuela con huevo estrellado, hoja santa, quesillo y chapulines.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD