Top 5: personajes que aman su comida

Por Kiwilimón - Septiembre 2014
A través de las diversas caricaturas y programas de T.V. de las últimas décadas siempre han aparecido adorables glotones con una gran fascinación por ciertos alimentos. Algunos preferían una ruta más saludable que otros pero lo que todos tienen en común es que no pueden vivir sin sus platillos favoritos. Para que los recuerdes aquí te dejamos nuestro top 5: personajes que aman su comida.

Popeye

¿Qué ama? La espinaca. Hasta la fecha es difícil decir si era el sabor lo que más le atraía del vegetal verde, lo que todos sabemos con certeza es que le hacía mucho más fuerte. Al parecer tanto calcio y hierro surtían un efecto instantáneo en el marinero que está grabado en nuestras memorias. Míralo luchar por sus espinacas
omelette de espinacas

Garfield

¿Qué ama? Ese gato flojo es un glotón de primera, pero si hay algo que adora comer más que cualquier que otra cosa, esa es la lasaña. Todos recordamos cómo se embutía charola tras charola de la deliciosa preparación italiana. Aquí está el malhumorado gato y su lasaña:
receta de lasagna italiana

Winnie Pooh

¿Qué ama? Como todo buen oso de peluche adora su miel. La reconocemos de la caricatura por venir en esos jarros marrones tan característicos. Vale la pena recordar que el personaje amarillo se metía en varios problemas por conseguir su dulce favorito, y lo haría de nuevo. Este es un música dedicada a su amor por la miel:
receta loukamades o bolas de miel

Homero Simpson

¿Qué ama? El padre de familia amarillo gusta comer de todo, sin excepción, mientras más gordo mejor. No hay capítulo de esta popular serie que no incluya algún deleite de Homero con algún ingrediente. Por supuesto tiene algunos predilectos como las donas, las hamburguesas y todo lo que contenga tocino. Aquí hay una compilación de sus antojos receta de donas fritas

Tortugas ninja

¿Qué aman? La pizza. Sí. Tortugas gigantes humanoides que aman la clásica preparación italiana. Puede que sea bizarro, pero al entender que son adolescentes neoyorquinos puede que tenga un poquito más de sentido. Aquí están dos de ellos esperando su pizza:
receta pizza napolitana    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
“Dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino”. ¿Quién no ha cantado estas notas con la alegría de ser el siguiente en la fila para romper la piñata. Y es que las piñatas son inherentes a las fiestas decembrinas, como lo es el ponche o los villancicos. En México, las fiestas navideñas son el resultado del sincretismo entre las fiestas prehispánicas, cristianas y populares. Y las posadas, que se celebran del 16 al 24 de diciembre, son una culminación de procesiones, cánticos y, por supuesto, piñatas. Como señala el Museo de Arte Popular: “En México, antes de la conquista española se celebraba el advenimiento de Huitzilopochtli en el mes Panquetzaliztli, el cual coincidía con la época en que los europeos festejaban la Navidad. Esto hizo que las posadas o jornadas, fueran una de tantas ceremonias de carácter profano-religioso que utilizaron para sustituir los antiguos ritos de los indígenas, por la fe católica. Durante los primeros años de la Colonia la costumbre era concurrir a los atrios; pero los indígenas ya evangelizados y encariñados con las tradicionales ceremonias, las trasladaron a sus casas. Ya en 1808, las posadas se desarrollaban con entusiasmo desbordante, principalmente en la Ciudad de México, en casi todas las familias y con más o menos lujo, según sus posibilidades.” Las posadas son parte de los festejos decembrinos en México. Durante ocho días las iglesias y los patios de las casas se visten con piñatas de cartón o barro muy coloridas, de siete picos o de los personajes en tendencia. Las piñatas aguardan a aquel que va a romperla con un palo que representa la virtud y nosotros nos emocionamos cuando llega nuestro turno para romperla o bien para lanzarnos a la rebatinga para elegir las mejores frutas o dulces con lo que haya estado rellena. ¿Qué significa hacer una piñata?Julio Pérez es la tercera generación de piñateros mexicanos. Su abuelo y su padre le enseñaron el oficio, mismo que él ha conservado durante toda su vida y ha transmitido a sus hijos y nietos. Para él, el secreto de una piñata es que esté hecha con el corazón: “No tengo palabras para describir lo que representa para mí el hacer piñatas, porque cada que haces una, pones un pedacito de tu corazón. Todo lo que aprendiste con el paso de los años lo vas poniendo en cada hojita que vas poniendo o en la combinación que decides utilizar en cada creación”. Julio vende cada año sus piñatas en el Mercado de Jamaica, sobre Avenida Morelos. En su casa, cortan el papel cada vez que se acerca la temporada y las arma junto con su familia ya en el mercado. Cuando no es temporada decembrina, vende flores y fruta, pero su mayor ilusión es cuando llega la temporada de piñatas porque así puede compartir con todos los que los visitan el oficio que le aprendió a su padre y este, a su vez, a su abuelo. En su puesto, uno de los más coloridos de Avenida Morelos, podrás encontrar piñatas de hasta tres metros. Hay de papel y periódico, de olla y de papel picado, de siete, ocho y hasta nueve picos, así como de burritos y tus personajes favoritos. Todas son una delicia a la vista porque son reflejo del corazón de la familia Pérez, que lleva tres años al servicio de la alegría y las piñatas mexicanas. Una probadita de las mejores piñatas Si te gustan las piñatas, visita hasta el 12 de diciembre el patio del Museo de Arte Popular, en Revillagigedo 11, en el Centro Histórico. Aquí podrás ver las piñatas ganadoras de la 15a edición del Concurso de Piñatas Mexicanas del MAP, en el que participaron 230 piñatas de artesanos, colectivos y público en general de todo el país. O bien, atrévete a prepararlas en platillos festivos que serán la alegría de todos en la mesa, como en una rica gelatina de piñata o un pastel de piñata. ¡Disfruta tus posadas con un ponche calientito y no pierdas el tino!
Los Ángeles es una ciudad hispana y para comprobarlo, ni siquiera tienes que salir de casa. Tanto en la tele, por ejemplo, en series como Insecure (HBO) o Love (Netflix), como en las noticias, los platillos mexicanos reinan en esa ciudad de California y se expanden hasta otras.Los tacos de birria que llegaron hasta Nueva York comenzaron con un carrito en Los Ángeles son quizá una muestra más clara de cómo la comida mexicana ha conquistado Los Ángeles y a partir de ahí se ha expandido, por eso aquí hicimos un recuento de todos los platillos que puedes encontrar allá.TacosEn Insecure podemos ver los Worldwide Tacos, un restaurante real en el Boulevard West Martin Luther King, donde todo está fresco y recién preparado, pues tienen una cocina pequeña, de acuerdo con Frederick Sennie, el dueño del lugar. Cabe mencionar que estos tacos son estilo soul food, o comida para el alma y ofrecen 150 tipos de tacos.BirriaBirria-Landia, uno de los tacos más populares de birria en el país vecino del norte, comenzó en Los Ángeles y en otoño del 2019, llegó a Nueva York, al barrio de Queens, en un food truck. Los cuatro platillos que ofrece Birria-Landia son tacos, mulitas, tostadas y consomé, y la forma de comer los tacos es remojándolos en el caldo.GuisadosLa comida más popular en las taquizas mexicanas también está viva en Los Ángeles, con el restaurante Guisados, nacido en el barrio de Boyle Heights en 2010, este lugar se dispuso a servir guisados caseros en tortillas de maíz hechas a mano; pero no cualquier tortilla, sino que se hacen a pedido de la masa fresca molida al lado en Carnitas Uruapan. QuesadillasEn territorio mexicano, las quesadillas se dividen en si llevan queso o no, pero del otro lado de la frontera son un platillo que ha conquistado tanto, que las puedes encontrar en formato maxi, con ingredientes como pollo preparado, o en sus versiones clásicas, con masa azul y rellenas de huitlacoche o flor de calabaza.Cochinita pibilLa cochinita pibil es un regalo de Yucatán para el mundo y en Los Ángeles, además, es uno muy famoso, con varios restaurantes y food trucks en los que este platillo típico puede ser degustado de manera tradicional y hasta en torta. 
Las propiedades del ajo son muchas y todas son maravillosas, desde ayudar a combatir resfriados, hasta fortalecer las uñas, los remedios caseros con ajo son los mejores porque además, la ciencia moderna a comprobado varios de sus beneficios.A lo largo de la historia, se han aprovechado las propiedades medicinales del ajo y su uso ha sido documentado por muchas civilizaciones importantes, como los egipcios, babilonios, griegos, romanos y chinos.Los científicos ahora saben que la mayoría de sus beneficios para la salud son responsabilidad de sus compuestos de azufre, los cuales se forman cuando se pica, tritura o mastica un diente de ajo. El más famoso de estos componentes es la alicina.Y en cuanto a las uñas, la ciencia también respalda los remedios caseros, porque el ajo es antiséptico, por lo tanto, se encarga de cualquier hongo o bacteria residual, que es completamente invisible para el ojo humano pero que debilita y hace que las uñas se vuelvan quebradizas. Además, el ajo también contiene selenio, uno de los componentes fundamentales de las uñas largas y fuertes. Finalmente, el ajo es un antioxidante que ayuda a mantener saludable el lecho ungueal y esto es igual a uñas sanas. Remedio casero con ajo para hacer crecer las uñas fuertesPuede que el invierno haga que tus uñas se sientan débiles y frágiles, y que por lo tanto no crezcan, pero este sencillo remedio casero puede ayudarte a fortalecerlas. Para hacerlo necesitarás:Esmalte de uñas transparente1 diente de ajoPica el diente de ajo en trozos muy finos, luego agrega el ajo picado a la botella de esmalte de uñas transparente y déjalo reposar de 5 a 10 días. Después de que haya transcurrido el tiempo, píntate las uñas con el esmalte.Aunque el olor a ajo se va después de unos minutos de aplicar el esmalte, si sientes que el olor persiste puede lavar tus manos con jugo de limón recién exprimido.
Michoacán es un estado abundante en riqueza cultural, con un legado arquitectónico casi tan impresionante como su pasado histórico, ¡y qué decir de su contexto artístico! Pero si hay algo por lo que destaca el estado de Michoacán, es por su maravillosa gastronomía tradicional, no por nada en 2010 la comida mexicana fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) bajo el paradigma de Michoacán. La cocina tradicional michoacana está conformada por platillos clásicos como la sopa tarasca, las corundas y, por supuesto, las famosas enchiladas morelianas, entre otros. Dichas recetas se constituyen por ingredientes oriundos de la región del campo, de sus lagos y hasta del mar. Algunos de los que más destacan son los aguacates, los pescados de sus abundantes lagos, los hongos de las montañas y las truchas de los ríos. Estos ingredientes sólo podrían ser transformados en auténticos manjares por las cocineras tradicionales, quienes nos han compartido sus secretos culinarios a través de Morelia en Boca, el Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, uno de los más importantes del país donde confluyen productos regionales de gran calidad, recetas irresistibles y muy creativas y conceptos gastronómicos locales y nacionales. Disfruta exclusivamente para ti, suscriptor de KiwiPro, la cocina tradicional michoacana, que las cocineras más pro de Michoacán, México, tienen para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD