Top 5: restaurantes del centro histórico

Por Kiwilimón - Septiembre 2014
En el Distrito Federal hay una infinidad de restaurantes, sería imposible enumerarlos a todos, pero sí que podemos centrarnos en uno de los espacios más importantes de la capital. Cerca de la explanada central se encuentran algunos de los restaurantes más queridos por los chilangos pues tienen un gran servicio y aún mejor comida. Aquí te dejamos nuestro top 5: restaurantes del centro histórico. El Cardenal. Puede ser que no haya otro lugar que se llene como este a la hora de desayunar. Es cierto que también abre para comidas pero de las 9 a 11 de la mañana uno tiene que hacer fila sin duda. Puede que sean sus conchas con nata recién salidas del horno, o tal vez las enfrijoladas o los huevos motuleños. Aquí se sirve un sinfín de especialidades mexicanas irresistibles y esto sumado al antiguo edificio colonial crean una experiencia inolvidable. Calle Palma 23, Centro Histórico, 5521 8815. receta de enfrijoladas Café Tacuba. Fundado en 1912 este es otro clásico del centro. En sí, el lugar es incomparable, sus paredes llenas de mosaicos y azulejos más sus candiles de madera y espejos barrocos te hacen viajar en el tiempo. En cuanto al menú, es difícil elegir entre las tostadas de chorizo, panuchos estilo Tacuba, enchiladas pachuqueñas y el filete de pescado al mojo de ajo. Tacuba 28, Centro Histórico, 5521 2048. receta de panuchos El Danubio. Si tienes antojo de mariscos, de un buen ceviche o un coctel de camarón cuando estés en el centro entonces este es el sitio, no hay otro igual. El consomé de mariscos especial no hay que saltárselo, el filete de robalo a la champagne es una alternativa más especial y si gustas un platillo típico pero delicioso entonces los langostinos a la plancha no te decepcionarán. República de Uruguay 3, Centro Histórico, 5512 0912. receta de Pinchos de Langostinos Azul Histórico. De todos los restaurantes en esta lista este es el más nuevo, de hecho no tiene más de tres años. A pesar de esto se ha convertido en todo un clásico ya que se encuentra en un antiguo palacio colonial de piedra que le da una atmósfera elegante y romántica. Las especialidades mexicanas están a la orden del día pero con pequeños cambios que las modernizan. Este es el caso de los buñuelo de venado en salsa de mole negro y otras especialidades del lugar. Isabel la Católica 30, Centro Histórico, 5510 1316. receta de pollo con mole La Ópera. Este es, en realidad, un bar, una cantina. Aunque sí tiene toda la pinta de taberna antigua no hay que preocuparse porque si uno tiene hambre, no te dejarán sin comer. De hecho sus caracoles en salsa de chipotle, el chamorro a la gallega y la sopa de mariscos llaman a más comensales a comer que a beber. Aquí te espera una atmósfera del México revolucionario y un servicio atento y cordial. Calle 5 de mayo 10, Centro Histórico, 5512 8959. receta de Chamorro de Res en Achiote
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tlaxcala se ubica en un lugar estratégico, justo al centro de la megalópolis mexicana. Su geolocalización, cercana a la capital y a otros estados, históricamente le ha valido bendiciones y una serie de vuelcos a su destino que se tradujeron en el enriquecimiento de la cultura y un sinfín de delicias culinarias que no pasan desapercibidas.El origen de la cocina tlaxcalteca data de más de setecientos años, con el asentamiento de los primeros grupos que conformaron esta gran civilización. “Al estar cerca del eje neo volcánico Tlaxcala recibe muchas aguas de los deshielos que luego se van al subsuelo y que hacen rica y bondadosa a la tierra”, comenta Irad Santacruz, catedrático de la cocina de su entidad por la Culinary Art School. De ahí que la gastronomía emerge entre insumos inmejorables donde la tortilla es reina. No por nada, Tlaxcala significa lugar de tortillas. Para Francisco Molina, uno de los cocineros más emblemáticos del estado y cuyo restaurante Evoka es una parada imperdible en la visita, los ingredientes primordiales de la región son el maíz y el maguey. Este último es el ingrediente que más orgullo le genera: “De él se ocupa todo. Trato de utilizar la filosofía del maguey en mi restaurante”. Del agave se extrae el agua miel y la miel de agave con sus sabores herbáceos; al fermentarlo se produce el pulque; sus pencas se utilizan para cocciones como la barbacoa; hasta con la plaga del maguey, que es el gusano, se elaboran platillos de buena complejidad. Las milpas crecen por las planicies y ofrecen un puñado de ingredientes que terminarán en una buena sopa. Adicionalmente existe el llamado metepantle, un concepto proveniente de la agricultura prehispánica en el que el ecosistema se crea en torno al maguey. “Cada árbol le otorga ciertas características y ciertos nutrientes al piso, dándole una especie de equilibrio a la tierra. Para mí este es básicamente el origen de la cocina tlaxcalteca”, comenta el chef Francisco. No es un secreto que antes de la llegada de los españoles los tlaxcaltecas estaban sometidos a los aztecas. A forma de castigo por querer deslindarse de pagar impuestos a los habitantes de la región se les prohibió la compra de sal y otros insumos. De ahí que los guisos regionales ocupen pocos ingredientes, pero que aunados a la creatividad y las técnicas han hecho posible una buena variedad.“Aproximadamente se obtienen treinta y cinco ingredientes que forman parte de la culinaria tlaxcalteca, de la cocina tradicional” afirma Irad, en los que los más emblemáticos son el mole de ladrillo, el mole prieto y el atole agrio. “El mole prieto es un mole más ceremonial, un mole más líquido que espeso y que se hace con puerco. El mole de ladrillo es un mole también ceremonial de origen otomí”. Por su parte el atole agrio se elabora a partir de especies de maíz rojo y se sirve con un frijol o ayocote en el fondo.El mole que puede encontrarlo a uno en casi todo el estado es el mole de fiesta, pero claro, con ciertas sazones que van mutando en cada comunidad. Junto al estado de México e Hidalgo, comparte la tradición de la mejor barbacoa del país y la técnica del mixiote. De sopas están las tlatlapas, una sopa espesa que se preparara con frijol amarillo, el chileatole verde y la sopa de milpa común en temporada. El insumo predilecto de la época de lluvias es el hongo comestible que es proteína vegetal en guisos y moles típicos. Pero nada de eso terminaría de amalgamar sin el rey de las bebidas milenarias: el pulque. El pulque es cultura, es ingrediente en copiosos platillos, es la predilección de Quetzalcóatl y por lo que tuvo que redimirse en el exilio. En el lado dulce, Tlaxcala es un paraíso por descubrir. “Están los muéganos tradicionales de Humantla, de Santa Ana, de Santa Cruz y de la capital”; pero también están los tlaxcales –tortitas elaboradas con masa de maíz y azúcar–, los dulces de pepita, las conservas de guayaba, de camote, o de cualquier fruta de temporada. No hay que perderse tampoco los burritos –y olvida el gran envoltorio hecho con tortilla de harina–. En Tlaxcala están hechos de maíz a punto de reventar y van cubiertos por aguamiel, piloncillo o azúcar. Otros postres tradicionales son el chacualole, un postre elaborado a partir de calabaza u otras frutas y aromatizado con canela, piel de naranja y clavo, o los buñelos de rodilla y de viento. Por supuesto, en las fiestas patronales, hay que dejarse conducir hasta el aroma de unos panes de feria. Si de gastronomía callejera hay que hablar, el chef Francisco recomienda las tortas de la 2 de abril. “Son unas tortas que vienen con milanesa de cerdo, chalupa, quesadilla de huitlacoche o de queso, todo va frito. Viene con su ensalada, su jitomate y su pan”. Si se prefiere la tortilla por sobre el bolillo, hay que detenerse en una esquina por tacos de canasta, supuestamente originarios de la entidad. Irad recomienda asistir los viernes el mercado alternativo de productores agroecológicos que se instala en el parque de San Nicolás, el tianguis sabatino de Tlaxcala y el de los miércoles de la Loma: “Ahí no solamente encuentras el producto y a las personas, sino que también seguramente vas a comer delicioso en alguno de sus múltiples puestos”. Y es que sí, dar un paseo por este pequeño estado es probar tradiciones bien conservadas en un contexto de haciendas, de leyendas vivas y cruces de camino.
El otoño ya está aquí y con esta época del año también llega una de las frutas más aromáticas y deliciosas: la mandarina. De acuerdo con los expertos, este delicioso fruto con un brillante color es el resultado de la combinación de una mandarina salvaje y una naranja dulce. Por otro lado, cabe mencionar que el origen de la mandarina es aún incierto, pues, aunque algunos consideran que es nativa de China, otros argumentan que en realidad proviene de Filipinas o Laos. El cultivo de esta rica fruta se extendió por Asia durante el siglo X, para luego llegar a Europa gracias al comerciante Abraham Hume. En la actualidad, existen tres variedades principales de mandarina: clementinas, híbridas y satsumas. Aunque las tres son un poco diferentes, todos son exquisitas. No importa cuál te guste más, aprovecha la temporada de mandarina, la cual va de octubre a diciembre. También puedes leer: 8 alimentos ricos en ácido hialurónico para una piel sanaBeneficios de la mandarinaAdemás de tener un sabor fresco y dulce, este cítrico también es rico en vitaminas y minerales, a continuación te decimos cuáles.Vitamina CVitaminas B1, B2 y B6CalcioPotasioMagnesioHierroZincFósforoAdemás de estas vitaminas y minerales, la mandarina también es rica en flavonoides, betacaroteno, aceites esenciales y fibra.En general, la mandarina es tan rica en nutrientes que nos ayuda a mantener nuestro corazón sano y nos protege de infecciones, anemia, alergias, diabetes y cáncer. Por si fuera poco, también combate los niveles altos de colesterol, la hipertensión, el estreñimiento, la obesidad, la deshidratación y hasta el estrés. También puedes leer: Tés que funcionan mejor una crema rejuvenecedoraBeneficios de la cáscara de mandarinaEn cuanto a la cáscara de mandarina, esta también pose muchos beneficios para la salud. A continuación, te contamos por qué es buena idea tomar té de cáscara, te sorprenderás. Un poderoso aliado contra el colesterolUn estudio científico publicado en 2004 señala que la cáscara de mandarina es rica en una sustancia que ayuda a disminuir el colesterol de manera mucho más eficaz que algunos medicamentos. Así que ya lo sabes, si quieres disminuir tus niveles de colesterol, prepárate un té de cáscara de mandarina todas las mañanas, no te arrepentirás. Una fruta rica en antioxidantesAl igual que la fruta, la cáscara de la mandarina es rica en vitamina C y criptoxantina, así como en flavonoides: naringina, hesperidina, tangeretina y nobiletina. Reduce las reacciones alérgicasGracias a que la cáscara de mandarina contiene hesperidina y naringina, este ingrediente podría ser de gran ayuda para reducir la severidad de las reacciones alérgicas. Mandarina contra el AlzheimerPor si fuera poco, diferentes estudios señalan que la cáscara de esta fruta reduce los efectos negativos que el Alzheimer tiene en el cerebro, tal como la pérdida de memoria. PárkinsonGracias a que la cáscara de mandarina contiene nobiletina, esta fruta podría ser una gran opción para prevenir enfermedades como el Párkinson, ya que esta sustancia protege las células que producen dopamina en el cerebro. Una vez que se presentan daños en esas células, la enfermedad progresa. También puedes leer: 7 Alimentos altos en vitamina C¿Cómo preparar té de cáscara de mandarina?Preparar un refrescante y saludable té de mandarina es muy fácil, aquí te decimos cómo.Remueve la cáscara de la mandarina.Deja que la cáscara se seque muy bien.Una vez que esté completamente seca, pon agua a hervir y añade la cáscara.Deja hervir la mezcla por un par de minutos.Sirve y deja enfriar.Disfruta de los muchos beneficios de este rico té.Las mejores recetas con mandarinaComo ya sabes, la mandarina es rica en vitamina C, por lo que es ideal para fortalecer tu sistema inmune y para lucir una piel radiante. Por otro lado, la cáscara de esta fruta es excepcionalmente buena para bajar los niveles de colesterol y para mantener nuestro cerebro saludable. Es por esto que te recomendamos incluir más mandarina en tu dieta con las siguientes recetas.Jugo Digestivo de MandarinaEnsalada de JícamaEnsalada de Mandarina con Camarón al AjonjolíLomo de Cerdo en Salsa de MandarinaGelatina de Naranja con MandarinaMousse de Mandarina y YoghurtCarlota de Mandarina
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD