Un tip para que tus hijos se concentren
Tips y Consejos

Un tip para que tus hijos se concentren

Por Kiwilimón - Julio 2015
El otro día fui a la terapia de lenguaje de Tomás y la terapeuta me dio un tip buenísimo que se los tengo que compartir. Se trata de llenar un recipiente grande con frijoles, arroz o lentejas y cuando estén haciendo su tarea hagas que metan los pies descalzos en este recipiente. Vas a pensar que es una locura, pero yo lo hice con mis 3 hijos y ha sido todo un éxito; estoy segura que a tus hijos también les va a servir. Lo que me explicaba esta terapeuta es que haciendo esto, logras que tus hijos se concentren mucho más y también si es que son inquietos, los obliga a que no muevan tanto. ¡A Tomás le encanta! le relaja muchísimo y yo siento que hasta se pone más creativo y es como que se activa la parte sensorial. Inténtalo con tus hijos y ya me contarás cómo te fue. Ver artículo original Artículo cortesía de 27

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
Cocinar puede ser una actividad divertida y hasta relajante. Sin embargo, cuando hay niños involucrados de por medio, esto se convierte en una faena estresante y desafiante. Aprovecha los días libres para involucrar poco a poco a tus pequeños en las labores culinarias. Aquí te compartimos 10 tips que debes seguir cuando cocines con niñosHaz que sea simpleReserva tus recetas especiales, con miles de ingredientes y procesos laboriosos para una ocasión en la que tengas mucho tiempo y no haya que supervisar a nadie más en la cocina.Asigna tareas específicasLos niños, por su curiosidad e inquietud, siempre quieren participar. Déjalos que te ayuden haciendo cosas muy sencillas, como partir la lechuga (con sus manitas, obviamente) o mezclar algo.Organízate antes de empezarNo es lo mismo cuando una sola persona cocina a cuando hay varias manos, sobre todo cuando son de niños. Revisa con anticipación la receta y coloca los  ingredientes en el orden en el que vayan a usarlos.Que sea divertidoA veces el caos surge no tanto por los niños sino por la falta de espacio. Si te es posible, asigna diferentes áreas en tu cocina para que no haya problema y no  se estorben los unos a los otros. Pídele su opiniónEl objetivo de involucrar a los niños es que disfruten cocinar y desarrollen un interés por esto. Si ellos sienten que son parte importante y que pueden tomar  decisiones, será más sencillo que más adelante quieran cocinar solos.Crea tradiciones en torno a la cocinaConvierte cada experiencia en la cocina en un momento muy especial para tus hijos. Tal vez puedes contarles un cuento mientras van preparando la comida o hacer algún juego usando las letras de los ingredientes. Añade poco a poco  de ingredientes nuevosEste tip es buenísimo para los  picky eaters. Si tu hijo es remilgoso y no prueba cualquier cosa, comienza a presentarle nuevos alimentos a través de las recetas. Hazlo poco a poco y de manera sutil para que tu niño no los rechace.No trates de controlar todoOlvídate de mantener tu cocina impoluta y de preparar un platillo perfecto. Cuando cocinas con tus hijos lo más importante es que ellos disfruten la experiencia y comiencen a sentir interés por la cocina.Deja que experimenten con la comidaAdemás de aprender a cocinar, el manipular los alimentos les da la oportunidad a los niños de experimentar con todos sus sentidos. No te enojes si ves que se llevan los deditos a la boca, solo enséñales la importancia de la limpieza en la cocina. Aprovecha para reforzar sus conocimientosCocinar también es una manera de estudiar. Pídeles que te ayuden a leer la receta, que cuenten los ingredientes, que revisen los pasos. Así reforzarás sus habilidades de lectura, comprensión y numéricas.¿Tienes algún otro tip para cocinar con niños? Compártelo en los comentarios.Anímate a preparar estas recetas con tus pequeños:Ensalada cremosa de atúnPay de fresa fácilRica Sandia LocaCarlota de Guayaba
Presta atención a la manera en que haces el mandado. Antes de que vayas a comprar la comida de la semana, fíjate en estas 5 cosas. Te aseguramos que no volverás a hacer la compra de la misma manera.Variedad. No te compliques comprando productos de origen animal en diferentes lugares. Por cuestiones de practicidad lo mejor que puedes hacer es elegir una tienda que ofrezca todo lo que necesitas: desde un corte de carne o piezas de pollo, hasta pescados, mariscos y platillos listos. En lugar de visitar la carnicería y la pescadería por separado, compra en tiendas que tengan los productos que necesitas, tanto para tus parrilladas y ocasiones especiales, como para la comida del día a día. Calidad.Esto es esencial al momento de hacer la compra. Si no te aseguras de la calidad de los productos que adquieres, de nada sirve que cuides los métodos de cocción en la cocina. Para garantizar el buen estado de los ingredientes, elige productos que estén bien empacados, pero que no tengan conservadores. Por ejemplo, en las tiendas meatme puedes encontrar carne conservada mediante congelado rápido, el cual mantiene las propiedades de la proteína animal sin necesidad de añadirle ningún aditivo.Control y regulación.Cuando se trata de comida no debes arriesgarte comprando ingredientes en lugares insalubres o sin las condiciones higiénicas necesarias para conservar los alimentos adecuadamente. La manera más sencilla de garantizar la calidad y el buen estado de tus ingredientes es adquirirlos únicamente en comercios debidamente establecidas. Cuando compras en las tiendas meatme, las cuales cuentan con el respaldo de una marca seria, puedes tener la tranquilidad de que tu comida estará siempre en óptimas condiciones.Comodidad.Si siempre andas con el tiempo encima, busca una tienda que te ofrezca comodidad y que se ajuste a tus necesidades. Asegúrate de elegir un establecimiento que tenga servicio a domicilio para que te sea más sencillo hacer el mandado sin tener que perder tiempo en el tráfico. En las tiendas meatme ® también puedes pedir tu mandado y recibirlo directamente en tu casa para tu mayor comodidad.Experiencia.Por supuesto que muchas veces hacemos el mandado corriendo porque tenemos otros 50 pendientes en nuestra lista de cosas por hacer. Pero, ¿qué pasaría si pudieras comprar tu comida en un lugar agradable, diseñado para elegir fácilmente tus alimentos? Seguramente, la experiencia de la compra sería mucho más placentera.  En el caso de las tiendas meatme ® esto es posible. Cada una de sus sucursales está diseñada para que disfrutes la experiencia de la compra mientras recorres sus espacios amables y modernos.Saber comer es saber elegir y saber disfrutar. Fíjate en estas 5 cosas cuando vayas a comprar tu comida para que puedas elegir la mejor opción. Si estás buscando una tienda que incluya todo esto, te recomendamos visitar alguna de las sucursales de meatme ®. En estas encontrarás una gran variedad de productos de calidad, desde carne de res, cerdo, pollo y pescados, hasta platillos listos. Date una vuelta por las tiendas meatme ® o visita Meatme y aprende sobre nuevas opciones y recetas a través de sus especialistas en carne, mientras haces el mandado en un espacio novedoso y moderno meatme ® - Mercado de Carnes.
Las amas de casa son unos genios de la administración. Parece que tienen súper poderes para estirar la quincena hasta el último centavo. Pero incluso ellas, de vez en cuando, necesitan una ayuda para hacer rendir más su dinero. Con estos 10 tips de ahorro te aseguramos que podrás hacer magia con tus ingresos.1 Cuando ya no sepas qué cocinar (o tu presupuesto esté muy limitado) opta por preparar comidas caldosas. Además de que rinden más, el líquido ayuda a que te satisfagas más rápido. Así que agrega a tu menú de fin de mes esta sopade fideo y frijol.2. Una alimentación balanceada debe incluir todos los nutrientes, como carbohidratos, grasas buenas y, por supuesto, proteínas. Si ya no te alcanza para comprar carne o quieres una alternativa de origen vegetal (y más barata), prepara platillos con leguminosas, como este pastel de tamal con salsa de frijol. 3. Cuando diseñes tu menú semanal, toma como base ingredientes rendidores y económicos, como pasta, arroz, papas. Con estos alimentos puedes cocinar platillos muy versátiles, y además de bajo costo, por ejemplo: Papas Fritas Gajo con Salsa Alfredo o Croquetas de Papa Rellenas de Tocino4. Resiste la tentación de gastar tus últimos $100 comprando comida en la calle. Si preparas tu lunch en casa, te ahorrarás una  buena cantidad de dinero al mes, además de que seguramente comerás platillos más saludables. Albóndigas con Pasta de Macarrones  son ideales para llevar a la oficina. 5.Cuando vayas al súper mercado compra según un menú semanal para no desperdiciar nada. Haz una lista de los alimentos que necesitas para cocinar lo de toda la semana, y solamente compra eso. Checa que algunos alimentos puedan usarse más de una vez para que rinda más tu presupuesto.6. Una manera práctica de ahorrar tiempo y dinero es congelar los alimentos. Puedes dedicarte el fin de semana a preparar los platillos de toda la semana y después congélalos en porciones individuales. Así, cuando quieras comer, solo tendrás que calentar lo que te vayas a comer.7. Aprovecha lo que te haya quedado de platillos pasados para preparar nuevas recetas. Si cocinas una Lasaña de Papas con Carne Molida puedes usar después las papas para hacer un delicioso Puré de Papa sin Lácteos. 8. Acostúmbrate a preparar tus comidas divididas en tiempos, es decir, entrada, platillo fuerte y postre. Aunque te tome más tiempo, el cocinar así te da la oportunidad de usar mayor diversidad de ingredientes para complementar tu alimentación de manera económica.9. ¡No te olvides del postre! Con gelatina y frutas puedes preparar postres muy ricos, a bajo costo y además muy frescos, ideales para la época en la que empieza a sentirse el calor. Prueba esta Gelatina Cristalina de Uvas y disfruta un postre delicioso y económico. 10. Uno de los mayores gastos hormiga está relacionado con la compra de botanas y antojos. Para evitar que tu quincena se vaya en estas cosas mejor prepara en casa unos Pepilocos con Cueritos o una exquisitaNieve de Fresa Casera. ¿Qué esperas para poner en práctica estos tips? Comienza a ahorrar con las recetas económicas de Kiwilimón.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD