5 formas eficaces para quitar el mal olor en el congelador
trucos de cocina

5 formas eficaces para quitar el mal olor en el congelador

Por Kiwilimón - Mayo 2020
Los olores en el tu refrigerador pueden quitarse, aunque parezca imposible que ese aroma penetrante de congelador que todos hemos percibido pueda dejar de impregnarse en tu fruta congelada.

Porque aunque quizá aun con olor te comas lo que has congelado, ese aroma de congelador no es placentero y arruina cualquier bebida a la que le añades hielos. Muchas cosas pueden hacer que el congelador desarrolle olores y pasarlos a los alimentos congelados almacenados en su interior, pero las bacterias generalmente son las culpables de los olores persistentes, y estos patógenos pueden residir en su refrigerador y congelador en varios lugares y formas.

También te puede interesar Cómo conservar mejor hierbas y vegetales en el refrigerador

Afortunadamente, los olores del congelador son fáciles de eliminar y se pueden prevenir con un simple mantenimiento.

1. Limpia la bandeja de hielos

La bandeja para hacer cubos de hielo que incluye tu congelador es un lugar donde las bacterias pueden acumularse fácilmente, aunque no lo parezca, pues la humedad queda atrapada en las grietas, a lo largo de los bordes y las esquinas de ella fábrica, además del depósito de hielo, lo que hace que el hielo tenga un sabor extraño y haga que el congelador huela raro.

Limpiar la bandeja y el depósito de hielo con frecuencia con un limpiador antibacteriano eliminará las bacterias existentes, ayudará a evitar que crezcan más y a que haya un olor extraño.

2. Saca la comida echada a perder

A veces, se nos olvidan los alimentos que congelamos y si no están almacenados correctamente, pueden echarse a perder incluso congelados.
Los alimentos en mal estado en el refrigerador también pueden causar olor a congelador, con olores que se mueven de una parte del electrodoméstico a otra. Revisa los alimentos almacenados con frecuencia y deséchalos o haz composta con ellos cuando veas signos de deterioro.

3. Limpia con bicarbonato

Crea una mezcla con una cucharada de bicarbonato con medio litro de agua y el jugo de un limón y con ella, limpia el interior de tu congelador con un trapo.

Una vez que termines de limpiar con la mezcla, puede dejar la mitad de un limón dentro o también puedes colocar un tazón con bicarbonato de sodio en el congelador con la puerta abierta durante un par de horas para que se absorban los olores.

4. Vinagre con agua

Mezcla una porción de vinagre de manzana con 3 de agua y calienta hasta que comience a hervir. Entonces retira del fuego, vierte la mezcla en un recipiente resistente a las temperaturas y colócalo en el congelador por 6 horas.

Cuando saques en recipientes, tu congelador quedará con un aroma afrutado.

5. Café molido

Coloca un tazón de café molido en el congelador con la puerta cerrada durante un par de horas, con este método, se absorberán los olores desagradables.

Estos 5 tips son sencillos, pero te aseguramos que serán eficaces a la hora de erradicar el olor a congelador y nunca más tendrás que lidiar con él.

Lee también Cómo tener alimentos sanos en tu refrigerador  y aprende a planear y no gastar en comida.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Aunque parece que gracias al encierro ahora todos son chef experimentados, hay uno que otro despistado que simplemente no lo logra.Obviamente, esto no tiene nada de malo, no tenemos que aprender a hacer algo nuevo sólo porque ahora se supone que pasamos más tiempo en casa, sin embargo, quizá si eres uno de esos despistados, lo que te pasa es que te mueres del antojo.Y cómo no, si todos presumen pasteles de zanahoria, hot cakes de domingo, panqués de plátano, además, el pan es lo más delicioso que puede existir, por supuesto que queremos tenerlo casero.Por fortuna, algunos de nuestros lugares favoritos han puesto a disposición sus famosos panes y puedes tenerlos en casa e incluso hacerlos con el paso a paso que ellos siguen.Empecemos por lo más sencillo. Si extrañas los hot cakes esponjaditos que te comías en tu restaurante favorito los fines de semana, puedes pedir una orden de 3 buttermilk en Niddo.Estos vendrán precocidos y con las instrucciones paso a paso para que puedas calentarlos y que te queden igual que si los comieras en el restaurante.Aprovecha el fin de semana, porque sólo pueden pedirse para viernes, sábado y domingo.Ahora, si tú lo que más extrañas es el delicioso pan dulce, Rosseta tiene servicio a domicilio y no sólo eso, también puedes pedir una canasta para el desayuno, que contiene mermelada de guayaba, granola, miel orgánica y café, o una canasta para hacer pasta en casa, con todo lo que necesitarás, desde la salsa hasta la pasta y el parmesano.Por último, encontramos la mejor forma para que hornees sin batallar por encontrar los ingredientes o calcular las medidas correctas o perderte en el paso a paso.Le pain quotidien tiene un paquete de pan precocido y congelado, con el que puedes hacer tanto pan dulce como pan salado. Aunque son tiempos difíciles, quizá alguno de estos paquetes te ayudará a desestresar en la cocina, mientras te preparas un pan delicioso, con gran sabor y de la manera más fácil posible.
Comer carnes rojas no sólo es sinónimo de vitaminas, minerales y nutrientes, también es gran ejemplo de una mezcla de sabores y texturas. Seguramente, mientras masticamos, a veces pensamos: ¿la carne estará en su punto?, ¿cómo sé si la carne es de buena calidad? Y un sinfín de cosas más. A lo largo de los años, hablar de comer carnes rojas ha traído a la mesa un cúmulo de puntos de vista y posturas. Por lo tanto, empecemos por algo simple, ¿cuáles son los beneficios de comer carnes rojas?El consumo de carne roja aporta, entre otras cosas, hierro y vitaminas del complejo B, los cuales ayudan a evitar la anemia, construir músculos fuertes y mantienen la piel en buen estado. Seguramente has escuchado muchas veces que, cuando cambias de dieta, lo que no retiran es la carne, y es que aporta importantes cantidades de proteínas y de minerales, como el zinc, además de ser esencial para el crecimiento y reparación de los músculos. Así que, ya lo sabes, si estás en una dieta en la que quieras lograr crecimiento muscular, comer carne será tan importante como hacer ejercicio. También la vista es una de las grandes beneficiadas por comer carne roja, gracias a sus altos niveles de ácidos grasos, como el Omega 3; contienen niacina, que cuida al cerebro humano y hasta nos protege de trastornos del sueño.Comer carnes rojas como parte de una dieta balanceada puede prevenir el riesgo de padecer osteoporosis, gracias a que contiene lisina, un aminoácido que absorbe el calcio y promueve la formación de colágeno.Por todo lo anterior, podemos afirmar que en una dieta balanceada, en la que se incluyan todos los grupos de alimentos, las carnes rojas son recomendables.Hoy por hoy, puedes encontrar una gran variedad de productos cárnicos que provienen de Estados Unidos, los cuales te aseguran su inocuidad, calidad, suavidad y sabor. Busca el sello de U.S. Meat Export Federation en las tiendas de autoservicio y restaurantes, el cual es sinónimo de una labor conjunta entre la industria estadounidense y mexicana para que los productos cárnicos de alta calidad, lleguen a tu mesa.
Los olores en el tu refrigerador pueden quitarse, aunque parezca imposible que ese aroma penetrante de congelador que todos hemos percibido pueda dejar de impregnarse en tu fruta congelada.Porque aunque quizá aun con olor te comas lo que has congelado, ese aroma de congelador no es placentero y arruina cualquier bebida a la que le añades hielos. Muchas cosas pueden hacer que el congelador desarrolle olores y pasarlos a los alimentos congelados almacenados en su interior, pero las bacterias generalmente son las culpables de los olores persistentes, y estos patógenos pueden residir en su refrigerador y congelador en varios lugares y formas. También te puede interesar Cómo conservar mejor hierbas y vegetales en el refrigeradorAfortunadamente, los olores del congelador son fáciles de eliminar y se pueden prevenir con un simple mantenimiento.1. Limpia la bandeja de hielosLa bandeja para hacer cubos de hielo que incluye tu congelador es un lugar donde las bacterias pueden acumularse fácilmente, aunque no lo parezca, pues la humedad queda atrapada en las grietas, a lo largo de los bordes y las esquinas de ella fábrica, además del depósito de hielo, lo que hace que el hielo tenga un sabor extraño y haga que el congelador huela raro. Limpiar la bandeja y el depósito de hielo con frecuencia con un limpiador antibacteriano eliminará las bacterias existentes, ayudará a evitar que crezcan más y a que haya un olor extraño.2. Saca la comida echada a perder A veces, se nos olvidan los alimentos que congelamos y si no están almacenados correctamente, pueden echarse a perder incluso congelados. Los alimentos en mal estado en el refrigerador también pueden causar olor a congelador, con olores que se mueven de una parte del electrodoméstico a otra. Revisa los alimentos almacenados con frecuencia y deséchalos o haz composta con ellos cuando veas signos de deterioro.3. Limpia con bicarbonato Crea una mezcla con una cucharada de bicarbonato con medio litro de agua y el jugo de un limón y con ella, limpia el interior de tu congelador con un trapo. Una vez que termines de limpiar con la mezcla, puede dejar la mitad de un limón dentro o también puedes colocar un tazón con bicarbonato de sodio en el congelador con la puerta abierta durante un par de horas para que se absorban los olores.4. Vinagre con aguaMezcla una porción de vinagre de manzana con 3 de agua y calienta hasta que comience a hervir. Entonces retira del fuego, vierte la mezcla en un recipiente resistente a las temperaturas y colócalo en el congelador por 6 horas. Cuando saques en recipientes, tu congelador quedará con un aroma afrutado.5. Café molidoColoca un tazón de café molido en el congelador con la puerta cerrada durante un par de horas, con este método, se absorberán los olores desagradables.Estos 5 tips son sencillos, pero te aseguramos que serán eficaces a la hora de erradicar el olor a congelador y nunca más tendrás que lidiar con él.Lee también Cómo tener alimentos sanos en tu refrigerador  y aprende a planear y no gastar en comida.
Mientras estamos aislados, preocupados por nuestra salud y la de nuestros seres queridos, además de mil cuestiones más, es increíble pensar en que además estemos consternadas por cómo bajar de peso rápido. Pero pasa. Aunque no queramos, el cambio en nuestra rutina, la ansiedad que produce la situación nos afecta y lo hace directamente en nuestros hábitos alimenticios, o en nuestras ganas de hornear pan de plátano todo el tiempo...Porque la comida muchas veces es una forma de apapacharnos cuando nos sentimos mal y además de eso, cumple una función vital: nutrirnos.Las preocupaciones sobre el peso están profundamente arraigadas en nuestra cultura, pero la verdad es que hay muchísimas otras cosas de qué preocuparnos en este momento, desde mantenerse saludable y educar a los hijos en el hogar, hasta la economía familiar y del país, e ir por el súper sin contagiarse. Preocuparse por subir de peso durante una pandemia sólo aumentará tu estrés.Así que nada como consultar a un profesional para guiarnos con las comidas durante estos tiempos complicados y dejar de temerle a unos cuantos kilos de más.Entre las primeras recomendaciones que nos da Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especialista en diabetes, se encuentra algo básico: NO saltarse comidas y ser más conscientes de los alimentos que elegimos. “Justo en estos momentos de incertidumbre, aburrimiento, estrés y ansiedad, nos dedicamos a consumir alimentos procesados, o con altas cantidades de azúcares, lo que nos puede llevar a un aumento significativo de peso, por lo que te recomiendo no saltarte comidas y elegir snacks saludables como pepino, jícama, zanahoria, gelatina sin azúcar, nueces, cacahuates o almendras en pequeñas porciones”.La clave está en ser más conscientes de aquello que elegimos para nuestro cuerpo. Si te ha costado trabajo balancear tus alimentos durante la cuarentena, lo que la nutrióloga clínica recomienda es planear tus comidas a partir a partir de los tres grupos de alimentos, es decir, incluir uno de cada grupo:Carbohidratos: tortilla, tostadas horneadas, salmasProteína: pollo, pescado, atún, mariscos, queso, huevo, carnes magras de res o cerdo.Lípidos: grasas monosaturadas como aguacate, aceite de oliva, pistaches, almendras o nueces.Por ejemplo, este podría ser un menú práctico e ideal para guardar la distancia en casa: Para el desayuno, unos huevos duros con nopales y salsa verde, acompañados de un par de tortillas; complementa con una taza de uvas.Para la comida, una sopa de setas, un salpicón de atún con tostadas horneadas, medio aguacate y de postre una taza de fresas con una cucharadita de crema light.Para la cena, una sincronizada enchilada con dos tortillas de maíz, queso panela, jamón de pechuga de pavo adobada con salsa chipotle.Tres alimentos que no deberían faltarte en casa durante el encierroDurante la cuarentena, hacer súper ha cambiado por completo, pero el consejo de una nutrióloga es que no te deben faltar alimentos que refuercen tu sistema inmunológico. En específico, ella recomienda comprar frutos rojos (arándanos, frambuesas, fresas, grosella, uva), que “contienen propiedades antitumorales, por su capacidad de reducir y contrarrestar el estrés de oxidación y de la inflación”; kale (o col rizada), que es “fuente de calcio, vitamina C y actúa directamente en el sistema inmunológico”, además contiene “vitamina A, vitamina K, hierro, y propiedades antiinflamatorias y antioxidantes”, por último, cítricos como kiwi, naranja, limón y toronjas, todos muy “ricos en vitamina C, que ayudan a nuestras defensas a protegernos de infecciones”. Prueba hacer una ensalada de kale, arándano y almendra.Ahora que, si eres de esas personas que no han podido parar de hornear panqué de plátano, no te preocupes, este súper poder también se puede disfrutar con otros platillos, como recomienda Asencio. Si ya le perdiste el miedo al horno, ten en cuenta que “hornear los alimentos tiene muchas ventajas, como potencializar el sabor, conservar los nutrientes y utilizar menos grasa”. Ella te recomienda buscar y preparar “recetas con tortilla, que tiene un bajo índice glucémico y te dejan satisfecho por más tiempo. Por ejemplo, pastel azteca o enchiladas al horno”. También puedes deshidratar verduras y frutas para tener chips al horno de zanahoria, calabaza y manzana, que te pueden funcionar perfecto como snack durante el día. Si no puedes dejar de picar, intenta hacerlo con alimentos como palomitas naturales, jicaletas, pepinos, y no te preocupes, porque la nutrióloga Jennifer Asencio también nos dio opciones para el postre: gelatina light, manzana con queso cottage o helado de yogurt con arándanos.Lo más importante es que elijas tus alimentos consciente de que su función es nutrirte y que recuerdes que son tiempos duros, en los que quizá preocuparte por bajar de peso está de más.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD