6 formas de darle más vida a tus plantas con residuos orgánicos
Vida sustentable

6 formas de darle más vida a tus plantas con residuos orgánicos

Por Eloísa Carmona - Julio 2020
Hemos escuchado muchas recomendaciones para usar los residuos orgánicos en nuestras plantitas, pero a veces, no estos consejos pueden resultar contraproducentes.

Por ejemplo, ¿sabías que lo mejor es triturar las cáscaras de huevo para ponérselas a las plantitas en lugar de sólo colocarlas encima y completas?

Los beneficios de este tipo de fertilizantes naturales son increíbles, no cuestan nada y con ellos, reutilizas los restos de comida para nutrir el suelo en macetas o en el jardín, así que usados correctamente, verás mejorar el crecimiento de tus plantas.

Cáscaras de huevo

Las cáscaras de huevo están llenas de calcio, útil para que las plantas necesitan desarrollen una estructura celular fuerte. También contienen pequeñas cantidades de hierro, fósforo y magnesio, que son esenciales para su crecimiento.

Sin embargo, las cáscaras de huevo pueden tardar años en descomponerse y liberar los nutrientes a las plantas, a menos que las muelas muy bien. La mejor manera de aprovechar sus nutrientes en nuestras plantas interior es remojar las cáscaras en agua hirviendo durante al menos 24 horas. Luego sólo tienes que usar esta agua para regar tus plantas de interior.

Si quieres usar las cáscaras directamente, asegúrate de limpiarlas bien con agua tibia para que no tengan huevo crudo o membrana que pueda oler mal o atraer moho, tritúralas y colócalas sobre sobre la tierra para macetas para ayudar a retener un poco de humedad.

Restos de café y té

Los granos de café, las hojas de té usadas y las bolsas de té hechas de material natural y sin grapas son excelentes adiciones al compost, pero debido a que la descomposición tiene que ocurrir para liberar los nutrientes que las plantas pueden usar, es mejor compostar estos elementos primero que agregarlos directamente a las plantas. De lo contrario, pueden alentar el crecimiento de moho y si se coloca una capa demasiado gruesa, pueden dificultar la absorción de agua.



Cáscara de plátano

Muchas personas recomiendan por experiencia propia usar las cáscaras de plátano como solución milagrosa de la naturaleza para cualquier problema de las plantas, como repeler los pulgones o eliminar el polvo de las plantas de interior.

Aunque algunos estudios científicos han encontrado que las cáscaras pueden ser un fertilizante natural efectivo, si decides usar las cáscaras, ten en cuenta que si bien no es probable que dañen tus plantas de interior, las plagas como las moscas de la fruta abundarán.

Cáscaras de naranja

Puedes usar las cáscaras de las naranjas y otras frutas cítricas para mantener a las mascotas alejadas de tus plantas, pues muchos gatos y perros evitan el olor. Para usarlas adecuadamente, corta la cáscara en trozos de aproximadamente dos o tres centímetros cuadrados y déjalas en la superficie de la maceta. Si están frescas, suelen funcionar mejor, así que puedes reemplazarlas cuando estén secas.

Agua de cocción

Al cocinar verduras o huevos en agua, algunos nutrientes se hierven y se quedan en esa agua. Una vez que esta agua se enfríe, puede usarla para regar tus plantas. Si deseas hacer de esto una práctica constante, espere a salar los alimentos hasta después de cocinarlos, porque el agua salada podría quemar sus plantas.

Cáscaras de nueces

Cáscaras de pistaches e incluso de cacahuates pueden usarse para ayudar con el drenaje del suelo de una planta. Después de enjuagarlas para eliminar la sal agregada, cubre el fondo de la maceta con cáscaras vacías para ayudar a que el exceso de agua se drene de las raíces. O si lo que quieres es mantener húmeda una planta, usa las cáscaras como una capa de mantillo sobre la tierra para evitar que se sequen rápidamente.

Reutilizar estos restos orgánicos de la cocina no sólo te ayudará a ahorrar en fertilizantes, sino que también será una forma más natural y ecológica de cuidar tus plantas de interior mientras reduce el desperdicio.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Robert Sardina
04/07/2020 03:55:34
Es muy interesante como estos desechos que uno podría botar fácilmente a la basura puedes ser de gran utilidad para nuestras plantas. En lo personal me encanta la jardinera ecológica aquí les recomiendo un curso que me ayudó bastante https://hotm.art/TuJardinero Un saludó a todos y un gran abrazo a la distancia
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Con los trapos de cocina limpiamos cualquier chorrito de agua que veamos, pero también residuos de todo aquello propio de la cocina: huevo, leche, aceite, jugos y mil mezclas de ingredientes más, así que no es extraño querer saber cómo lavar trapos de cocina para quitarles el olor.Si meterlos a la lavadora ya no funciona, traemos para ti unos tips sencillos para quitarles cualquier olor indeseable y tenerlos limpios sin necesidad de tirarlos a la basura y reemplazarlos por nuevos.¿Por qué huele feo los trapos de cocina?Por lo general, los trapos de cocina tienen un olor agrio característico que no es sólo desagradable, sino que es el aroma de la reproducción de bacterias. Entre las partículas de comida, la grasa, las cosas que se te quitas de las manos mientras lo usas y la humedad, hay suficiente comida para ayudar a que las bacterias crezcan.Para hacer las cosas aún más feas, esas bacterias se transferirán a cualquier superficie que limpies con un trapo de cocina apestoso: estantes, fregaderos, electrodomésticos, incluso tus manos. A partir de ahí, hay un pequeño paso hacia la contaminación de los alimentos.Foto de Micheile Henderson en Unsplash¿Cómo lavar los trapos de cocina para quitarles el mal olor?La mejor forma de mantener los trapos de cocina limpios y sin olores es lavarlos con agua caliente y jabón inmediatamente después de usarlos y luego enjuagarlos a fondo. Escúrrelos bien y luego cuélgalos donde se puedan secar al aire. Es muy común dejarlos en el borde del fregadero, pero esto no es adecuado porque no se orean de manera adecuada; sin embargo, la puerta del horno podría serlo. Para trapos muy olorosos, el primer paso es hervirlos para eliminar cualquier acumulación. Sigue estos pasos para quitarles el olor: Llena una olla grande con 3 litros de agua y calienta a fuego alto en la estufa hasta que hierva.Agrega 1 taza de vinagre blanco y echa en la olla los trapos de cocina. No necesitas añadir jabón.Hierve los trapos en el agua con vinagre durante 15 minutos para eliminar los olores y las bacterias, el moho y los hongos.Apaga el fuego y deja que los trapos de cocina y el líquido se enfríen a temperatura ambiente.Una vez enfriado, escurre los trapos con las manos uno a la vez antes de colgarlos para que se sequen en un lugar soleado.Como tip extra, procura tener trapos de cocina delgados y livianos, como los paños de microfibra, que se secan al aire mucho más rápido que los trapos de tela estándar.Foto de portada: Guido Hofmann en Unsplash
Las espinacas son ese poderoso alimento lleno de nutrientes como vitamina A, B1, B2, C, K, calcio, fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc, fibra y antioxidantes; no por nada es el alimento favorito de Popeye. Así que si quieres sentirte tan fuerte como él, conoce todos las propiedades y beneficios de las espinacas. Propiedades y beneficios de las espinacas Esta poderosa planta posee importantes componentes que ayudar a energizar el cuerpo, incrementan la vitalidad y ayudan a mejorar la calidad de la sangre, como te explicamos a continuación. La espinaca es antinflamatoria Una de las grandes propiedades de la espinaca es su característico color verde, el cual se debe a sus componentes carotenoides, tal como son los betacarotenos, luteína y la zeaxantina. Estos fitoquímicos tienen propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar la artritis, el dolor de cabeza, dolor muscular o el asma. La espinaca es buena para los huesos Además de las vitaminas mencionadas anteriormente, las espinacas cuentan con altas cantidades de vitamina K, de hecho, quizás es el vegetal con mayor cantidad de vitamina K. Éste es un componente importantísimo para preservar la salud de los huesos. Espinacas para los ojos Aunque las espinacas tienen una buena cantidad de hierro, destacan más por sus beneficios para la salud visual, ya que gracias a la luteína y zeaxantina, ayudan a tratar la degeneración macular asociada a la edad y cataratas. Espinacas para el sistema digestivo Comer espinacas crudas o cocidas ayuda a disminuir el estreñimiento y regular así el tránsito intestinal, por lo cuales son ideales si quieres cuidar tu sistema digestivo. ¿Cómo preparar espinacas? Las espinacas pueden consumirse crudas o cocidas, en jugos, ensaladas y guisados. Asegúrate de lavarla y desinfectarla antes de comerla y guárdala en el refrigerador en una bolsa sellada para evitar humedad. Aquí te dejamos algunas recetas fáciles por si no sabes cómo preparar tus espinacas. Espinacas a la crema con huevo Ensalada de espinacas con fresa  Pechugas rellenas de queso crema y espinacas  Spaguetti con salsa de espinaca 
La dieta cetogénica, o dieta keto, consiste en bajar tu consumo de hidratos de carbono en tu alimentación diaria y sustituirlos por grasas buenas para poder generar un proceso metabólico llamado cetosis, el cual ayuda a que el cuerpo utilice sus reservas de energía, o sea, la grasa corporal y lograr perder peso. Beneficios de la dieta keto Lo maravilloso de la dieta cetogénica para algunas personas es que permite perder grasa con mayor velocidad. Algunos de sus beneficios se han demostrado para tratar enfermedades metabólicas como resistencia a la insulina, problemas hormonales y hasta neurológicas como la epilepsia. Como puedes darte cuenta, la dieta keto puede traer consigo múltiples beneficios para la salud, si se lleva con responsabilidad y se acude con un especialista. ¿Qué no comer en la dieta keto? Recuerda que en la dieta cetogénica debes evitar comer cualquier alimento alto en carbohidratos, por lo que seguramente tendrás que despedirte de varios de estos: Alimentos que contengan azúcar añadida como refrescos, jugos, pasteles, helados y dulces.Almidón, que puedes encontrar en cereales, productos derivados del trigo, maíz, arroz, quinoa, así como en tubérculos como papa, camote.Leguminosas: habas, garbanzos, lentejas, edamamesFrutas, por su contenido de azúcar.Grasas saturadas, aceites refinados.Alcohol, especialmente la cerveza y licores por su alto contenido de carbohidratos.Uno de los grandes retos de las dietas cetogénicas es evitar el estreñimiento, por lo que hay que incluir fibra, así que NO se te olvide consumir tus verdes: espinacas, lechugas, pepinos, nopales, brócoli e hidratarte muy bien. ¿Ya sabías qué alimentos se deben evitar en la dieta cetogénica?
La papaya es una de las frutas favoritas para el desayuno gracias a su delicioso sabor y múltiples beneficios para la salud, pero si de verdad quieres sacarle provecho, debes aprender cómo hacer que se conserve. Así que no te pierdas estos sencillos consejos para mantener la papaya fresca por más tiempo. ¿Cómo escoger la papaya más fresca? Uno de los secretos clave a la hora de mantener la papaya fresca por más tiempo es prestar atención a su cáscara para saber si podrás consumirla ese mismo día o si te servirá para después en la semana. Si notas que la cáscara de la papaya es de tono naranja uniforme, libre de manchas y tonos cafés, además de tener textura firme y suave pero no demasiado blanda, entonces está lista para ser consumida. En caso de tener tonalidades verdes o manchas amarillas, será mejor que esperes entre 4 y 5 días antes de comerla. Recuerda limpiarla totalmente y guardarla en un lugar fresco, seco y alejada de la humedad y la luz. ¿Cómo conservar la papaya fresca por más tiempo? Una vez que hayas cortado la papaya y desees almacenarla para después, envuélvela en papel film y colócala boca debajo de donde la cortaste dentro del refrigerador. También puedes cubrirla con un trapo de cocina limpio o papel con cera de abeja y guardarla dentro de un tupper con tapa hermética. Recuerda colocar la papaya en el lugar donde haga menos frío dentro del refrigerador. Cada que cortes un pedazo de papaya, deberás repetir este proceso para que se conserve fresca más tiempo. Si lo haces correctamente, podría durarte hasta una semana. ¿Conoces algún otro consejo para mantener fresca la papaya?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD